»Imagen: prensa Defensoría General

El pasado lunes, las Defensorías Oficiales Penales 1,2 y 3 del Distrito Judicial Tartagal interpusieron una acción de Habeas Corpus Colectivo y Correctivo respecto a los presos alojados en la Comisaría 42. La razón se debía a que familiares habían denunciado públicamente que algunos de ellos habrían presentado síntomas compatibles con coronavirus. Del control implementado, dos reclusos fueron apartados por presentar más de 37 grados de temperatura corporal.

Por medio de un parte oficial, la Defensoría General anunció que; habiendo tomado en cuenta que el lunes pasado, ante la preocupación manifestada por familiares de personas alojadas en la Comisaría Nº 42 indicando que algunos de ellos presentarían sintomatología compatible con Covid-19 y también a fin de evitar la posible multiplicación de contagios sobre el ya sobrecargado estado del sistema de salud en el Departamento; las Defensorías Oficiales Penales 1,2 y 3 del Distrito Judicial Tartagal interpusieron una acción de «Habeas Corpus Colectivo y Correctivo« respecto de las personas privadas de libertad en la dependencia policial.

En este sentido el mismo lunes, el juez Ricardo Hugo Martoccia, integrante de la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal, con funciones de Juez de Ejecución y de Detenidos hizo lugar al mismo y ordenó el inmediato inicio de un amplio dispositivo de bioseguridad que incluyó el control de temperatura corporal a cada uno de los detenidos, detectándose dos hombres con temperaturas mayores a 37 grados quedando alojados en forma separada del resto para su seguimiento, asistencia, control médico y que evolucionan en forma favorable.

La Resolución de Juez ordena que ambos detenidos reciban inmediata atención médica a fin de lograr contar con un diagnóstico clínico, la articulación y coordinación en forma periódica del examen correspondiente a los detenidos a fin de prevenir posibles contagios como así también la implementación de las medidas de distanciamiento social, desinfección y sanitización de la totalidad de personas que trabajan y se alojan como detenidas en el lugar.