»El Crio. Guanca recibió a la familia del reo, pero recordó a la familia que para un acto así debe mediar la orden de un juez (Imagen: gentileza Julio Nogales)

Familiares de un reo que cumple condena en las celdas de la Comisaría 42 habían solicitado permiso para que pudiera asistir al velatorio de su padre. La negativa de las autoridades llevó a que los dolientes llevaran al ataúd hasta la dependencia, donde lo velaron, en el hall de acceso.

El fallecimiento del padre de un preso alojado en las celdas de la Comisaría 42 llevó a que la familia solicitara permiso para que el detenido fuese llevado unos pocos minutos para despedir, pero por cuestiones de seguridad, los jefes denegaron que pudiera salir.

Ante la situación, se pidió permiso para acercar el ferétro desde barrio Nueva Esperanza (zona noreste) hasta la Comisaría; ubicada en zona céntrica; para que el recluido pueda despedirse de su padre.

“Estuvimos todo el día en trámites y nos dieron el permiso, (…) por la zona, que dicen es insegura”, alegó la familia. El jefe de la Comisaría 42; Crio. Alejandro Guanca; se mostró disconforme con la determinación de los allegados del detenido, ya que para disponer del hall debe mediar una orden judicial, en este caso de parte del Dr. Boris Romero, secretario Juez de Detenidos.

Las súplicas de la familia, que solo querían brindar el último adiós, terminó con el compromiso del jefe comisario de llevar al reo al velorio, para luego retornarlo a la celda. Tras esto, retornaron con el ataúd a Nueva Esperanza, para continuar con la velación de su pariente.