»Situación en Comisaría 45 (Foto: Julio Marín)

 

Este lunes por la tarde, un grupo de reclusos alojados en las celdas de la Comisaría 45, se llamaron a la protesta denunciando las malas condiciones en que cumplen sus condenas y maltrato policial. La situación fue controlada a las pocas horas, ya que se hizo presente en la dependencia el secretario del Juez de Detenidos.

El conflicto comenzó pasadas las 18 horas de este lunes 28 en la Comisaria 45; ubicada en la zona sur de Tartagal y que corresponde al éjido del municipio de General Mosconi. Los reos se llamaron a una medida de fuerza; prácticamente un motín; con el fin de exponer las malas condiciones; hacinamiento y maltrato; en las que cumplen sus condenas.

“Estaban todos en actitud de reclamo (…) nos cuentan que el espacio físico de detención no tiene espacio para más de tres o cuatro personas (…) y adentro hay 28 personas”, informó el periodista Julio Marín. El espacio en sí es de 4×4, y en algunos incluso no caben más de 2 o 3. “Puede ser muy subjetivo el trato de los policías contra los detenidos, entendiendo que no se debe llegar al maltrato”. 

 

»Foto: Julio Marín

 

Para presentar sus reclamos solicitaron la presencia del Juez de Ejecución y Detenidos de Tartagal, llegando finalmente al lugar el secretario del magistrado; Boris Romero; con quien mantuvieron una reunión. Allí acordaron que cuatro de los reclusos mantendrán una audiencia con el juez y tras ese punto, la situación de protesta culminó.

Como precaución se habían presentado ante la Comisaría el cuerpo de Bomberos de Policía, como también familiares de los detenidos; alarmados por la situación que ocurría. Toda la situación ocurrió cuando finalizaba el acto de entrega de 82 viviendas en zona sur y cuando avanzaba un frente de tormenta sobre la región.

“Hay que destacar que conviven personas con problemas de conducta y de adicciones”, siguió el periodista, “es una bomba de tiempo”“Esta gente – agregó el periodista – no está condenada, no tienen sentencia sino que mañana un Juez lo dirá y será remitida a la Unidad Carcelaria”, concluyó Marín.