»Recinto del Concejo Deliberante de Tartagal (Imagen: FM Alba)

Sin poder sesionar por segunda semana consecutiva, José Cervantes; secretario de prensa, ceremonial y protocolo del Concejo Deliberante; explicó que, si bien se cuenta con recursos para poder desarrollar las ordinarias de manera virtual, no hay marco legal para las mismas. Igual dilema viven las legislaturas nacionales y provinciales, por lo cual se reorganizan para las sesiones presenciales.

Según la Carta Orgánica, desde los artículos 19 al 28; donde refieren a las sesiones preparatorias, ordinarias, quorum y extraordinarias; no se contempla una «situación extraordinaria» donde se establezca la presencia física «virtual» y la carencia de un marco legal en relación significaría la invalidación de la sesión y los temas allí tratados.

A pesar que el Concejo abrió su año legislativo el 1 de abril, el marco de la pandemia y las medidas de seguridad que deben contemplarse han retrasado el desarrollo de las sesiones parlamentarias y ordinarias. «Mientras dure la cuarentena va a a ser difícil (sesionar) (…) todo lo que se vino trabajando se vino trabajando para ciertas reuniones pero lamentablemente no se puede sesionar de esta manera«, explicó Cervantes.

El secretario hizo referencia así a los Decretos de Necesidad y Urgencia de Nación Nros.: 260, 287, 297, 311; de Provincia Nros.: 250, 252 y la Resolución Municipal Ad Referéndum 2.881/2020.

El proyecto donde se plantee esta cuestión y así otorgarle un marco legal; porque «no tiene que haber zonas grises cuando se va a legislar»; recién podrá ingresarse, debatirse y llevarse a cabo cuando se pueda concretar una ordinaria.

Los recursos «virtuales», no obstante, se podría emplear para las reuniones de las Comisiones y mientras tanto; al igual que las legislaturas de Nación y Provincia; se estudia y trabaja para sesionar de manera presencial pero siguiendo las disposiciones establecidas por emergencia sanitaria por COVID-19.

En este punto, el espacio conque cuenta el recinto del Concejo es el centro de atención. «Hablamos de 11 concejales, dos secretarios, gente de sonido, secretaría legislativa, desgrabación, un secretario por bloque, ceremonial y protocolo, de prensa y la prensa informativa que quiere asistir y el vecino que quiere participar».