»Concejo Deliberante de Tartagal (Foto: FM Alba)

Concejales, personal de Patrimonio y el escribano Marcelo Colodro repasaron este miércoles cada una de las 20 oficinas del Concejo verificando los bienes presentes y posibles ausentes. La transición en el cuerpo legislativo municipal no estuvo exenta de polémica y tensión.

Los concejales cumplieron esta semana con la sesión ordinaria; la última del año; y por una moción de orden se llamaron a cuarto intermedio, de manera que puedan volver a congregarse para debatir el Presupuesto para el Ejercicio 2020.

Esta postura los obliga; a los 11 ediles; a permanecer en Tartagal, ya que en cualquier momento pueden ser llamados a sesión, como establece el reglamento interno.

Este miércoles, por otro lado, Patrimonio Municipal recorrió las oficinas legislativas labrando acta sobre los bienes registrados, documentación y otro elementos.

El concejal Sergio González; a cargo de la presidencia; resaltó que el proceso forma parte de toda transición, tarea de la cual forma parte Patrimonio. Sin embargo, un sector de la oposición provocó que inconvenientes (que no esperaban), como documentación vital que falta del recinto, y otros elementos de un tenor más banal como son lapiceras.

«Como no tenemos nada registrado, todo se nos complica (…) vinieron los responsables pero hicieron todo a las apuradas y quedaron de volver al otro día de la asunción pero no volvieron y se los cita y no vienen», manifestó.

Hasta el viernes 20 estará todo bajo un parate, pero a partir de allí se encaminarán por otras vías. La presencia del escribano Colodro registró la revisión de las oficinas, elementos en ellas e incluso de contenido en armarios y computadoras.

«Tenemos asesor jurídico y contable y serán ellos los que verán qué se debe hacer».