A lo largo del miércoles y jueves se jugaron los partidos de la Copa Salta en la Zona 1, bajo un cuestionable arbitraje que dejó fuera por diferencia de goles a Campo Durán, Madereros de Mosconi e Independiente de Tartagal.

Una vez más la tibia imposición arbitral favoreció a los equipos de la Liga Bermejo. La actuación más destacada fue de la línea Rocío Jimenez (Liga Salteña) en el partido Cornejo-Central Norte (Embarcación); donde el primero se impuso por 3-0 y clasificó a la siguiente ronda.

Los goles fueron anotados por Marcelo Agüero, Facundo Martínez y Javier Ibarra en la cancha de Alianza.

Este jueves, Independiente (Tartagal) cayó 0-3 ante Ferro (Colonia Sta. Rosa) y quedó fuera de la Copa, al igual que Campo Durán (perdió 0-1 ante Sportivo de Embarcación) y Madereros de General Mosconi (venció 2-1 a Independiente de Embarcación), a pesar de su victoria y por la diferencia de goles.

Estos árbitros (Anta, Salta, Güemes) solo vienen a cumplir por la paga. No dirigen, se cometen penales que no se cobran delante de ellos mismos y en sí el arbitraje es muy flojo”, resumió el periodista deportivo Juan Espinoza.

La terna arbitral en Madereros-Independiente (H.Yrigoyen) se compuso por Victor Ortega, Roberto Lambertín y Luis Cuesso (Liga Güemes); en Sportivo-Campo Durán dirigió Juan Flores, Mauricio Colparís y Jesús Mormina (Liga Salta); en Cornejo-Central estuvo Ramón Chávez, Facundo Volo y Rocío Jimenez (Liga Salta); y en Ferro-Independiente (Tartagal) dirigió Rafael Ávila, Ignacio Contreras y Franco Barrionuevo (Liga Anta).

Siguiendo lo que estableció el reglamento de la Copa Salta, los equipos que pasan de ronda son acreedores a un bono de 25 mil pesos.

El ganador del torneo se llevará una suma de 300 mil pesos, más lo ganado en los cuatro partidos anteriores y lo recaudado en las canchas. El sub campeón ganará 150 mil pesos.

El partido final se jugará en el Estadio Martearena y será televisado para toda la provincia.