»Imagen ilustrativa

El CIO Tartagal confirmó cuatro casos más en la ciudad y debido a la situación, el intendente Mario Mimessi volvió a reiterar el llamado al compromiso social y determinó que el área comercial; con excepción de la gastronomía; a las 20 horas. Repique de campanas y sirena de Bomberos anunciaron la medida municipal.

El mandatario comunal apelaba así también a la responsabilidad social. La ciudad de Tartagal registró ayer cuatro nuevos casos de coronavirus y el número de afectados ascendió a 43 y en el acumulado total, 52.

El intendente Mimessi realizó el videoanuncio ayer martes por la tarde. «A partir de las 20 horas, van a sonar las campanas de las distintas iglesias de nuestra ciudad como así también la sirena de los Bomberos. Les pedimos que no se asusten; tomamos esta medida para recordarles que es el fin de la jornada comercial, por supuesto, con excepción de los locales gastronómicos», comenzaba diciendo.

Acorde con la medida (en un primer momento, el ejecutivo había establecido que no se afectaría la normalidad en Tartagal), efectivos de Policía de Salta y Gendarmería patrullaban las calles céntricas y en las barriadas.

«En un primer momento nosotros habíamos podido minimizar el impacto que tenía el coronavirus en Tartagal pero bueno, entendemos que es ciudad cabecera (…) estamos muy cerca de una frontera muy porosa, que por más que se hecho el intento de cerrarla es muy difícil. Tenemos todos los días el paso de ciudadanos bolivianos. Acá hay una comunidad que vive del comercio informal en donde dependen en gran parte de lo que pasa del vecino país», decía el secretario de gobierno municipal Santiago Vargas en declaraciones a Canal 11.

Tartagal habilitó un tercer hotel para alojamiento de pacientes (positivos) asintomáticos, de una plaza de 40. Se completa así con las 41 camas (de las 21 iniciales) disponibles en el Sector Covid-19 del Hospital Juan Domingo Perón; de las cuales 7 pertenecen a terapia intensiva; las 180 camas dispuestas en el Hospital de Campaña (Complejo Deportivo), además de los dos hoteles donde ya se alojan a repatriados y en cuarentena.