»Imagen: ilustrativa

Ex barrenderos que prestaban servicio de manera eventual en el circuito de limpieza del Corso Color en años anteriores reclamaron a la Dirección de Cultura y la Secretaría de Servicios Públicos por no haber sido re contratados para este año. Denunciaron acomodos y desde las dos áreas señaladas afirmaron que no fueron contratados porque no existe una planilla previa de la gestión anterior.

Carina Zuleta, directora de Cultura, remarcó que le extrañó el cambio de actitud en el grupo de 30 personas en espera por trabajo en el barrido y limpieza del circuito del Corso; actividad que ellos mismos señalaron venir llevando a cabo desde hace tres años.

Una de sus voceras, Natalia D., aseguró que siempre se les dijo en la última gestión que serían incorporados a la lista de efectivos, pero eso nunca sucedió. «Venimos esperando desde diciembre, y ahora vemos que hay cupo completo para los 20 disponibles (…) quedamos 6 del grupo original que veníamos y nos han dejado fuera».

Dado que el planteo debía hacerse ante la Secretaría de Servicios Públicos, su titular; Mirta Miller; hizo notar que no fueron convocados los mismos porque no existe ninguna planilla con sus nombres, de manera que al no estar registrados no se podía recontratarlos. «Tengo 100 personas en la puerta de Servicios Públicos todos los días buscando trabajo. El cupo ya se completó«, enfatizó la funcionaria.

Por su parte y con el fin de conciliar, la directora Zuleta ofreció anotar los nombres del grupo para convocarlos a los futuros eventos del año; entre ellos el desfile del 13 de Junio.

Molestos por toda la situación, los desocupados solicitaron audiencia con el intendente Mario Mimessi, en tanto que para evitar mayores disturbios en calle Belgrano; donde se ubican las oficinas de Cultura y Servicios Públicos; se hizo presente Policía (a una cuadra se asienta la Comisaría 42) y Bicipolicías para el despeje.