»Crédito foto: diario El País onLine

 

El País.bo.- Hasta el martes 25 de Diciembre se conoció que la crecida del río Bermejo implicó el corte de operaciones en el puerto fluvial Las Chalanas, por lo que cientos de argentinos que querían realizar compras para fin de año tuvieron que retornar a sus respectivos lugares de origen sin poder abastecerse. Esto generó un golpe más a la economía de los comerciantes que vienen de un año difícil en la ciudad fronteriza.

El paso de viajeros entre Aguas Blancas (Orán – Argentina) y Las Chalanas (Bolivia) fue suspendido por determinación del Área Naval de Bermejo, debido a la crecida del afluente y al riesgo que esto implica para quienes pasan de banda a banda a bordo de los pequeños barcos motorizados denominados “chalanas”.

Hasta el cierre del martes, se informó que el Área Naval emitiría un instructivo para permitir el tránsito en las próximas horas, previa evaluación de la seguridad en el lugar.

El suceso climatológico que viene acompañado por torrenciales lluvias en la última ciudad del sur de Bolivia, generó que se priorice el paso por el Puente Internacional, sin embargo debido al costo de transporte y los controles que se realizan en el lugar, los ciudadanos de Argentina prefirieron abstenerse esperando la pronta rehabilitación de los botes.

Esto generó que los mercados que comúnmente son visitados para comprar, entre ellos el Mercado Central, tuviesen poca afluencia, siendo principalmente la clientela la proveniente de la misma ciudad; lo que no tardó en generar preocupación en el sector comercial.

El ejecutivo de la Federación de Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda, sostuvo que en esta ciudad se está atravesando un momento difícil por esta situación, que indicó los está perjudicando en gran manera en una época álgida para la actividad. Ante ello muchos comerciantes se mantenían al tanto acerca de noticias sobre el descenso del caudal.

Rueda sostuvo que además de esto deben sobrellevar la exigencia de Impuestos Nacionales y de la Aduana, que indicó actúan en desmedro de este sector pese a que como comerciantes generan sus propias fuentes de trabajo.