»Puerto de chalanas en Bermejo (Crédito foto: diario El País on Line)

 

El País on Line.- Hace siete meses eran más los ciudadanos argentinos que visitaban Bermejo para realizar compras y ahora las cifras se han revertido. Actualmente, por día, unos 1.200 bolivianos se dirigen a ese país y esta cifra aumenta a 12.000 en las fechas que se realizan ferias en ciudades como Orán y Salta.

La directora departamental de Migración, Lourdes Aldana, observó que en los últimos seis a siete meses el flujo migratorio en la frontera con la Argentina se revertió. Antes de ese periodo, similares cifras de ciudadanos argentinos ingresaban por Bermejo y se notaba que se trasladaban para hacer compras.

Actualmente las ciudades fronterizas en días de feria están vacías, contó, incluso en las ferias tarijeñas se observan a comerciantes que se trasladaron de Bermejo porque esta población “ya no tiene el movimiento que tenía antes”.

“Incluso hemos visto vehículos con placa de Tarija con personas que van a hacer compras a Salta y Orán a los supermercados, la diferencia es fuerte en el precio de algunos alimentos que convienen por el cambio del peso boliviano”, sostuvo.

Según Aldana, todos los movimientos migratorios se determinan en base a las situaciones económicas que suceden en los diferentes lugares a donde las personas se dirigen y la situación estable que se vive en el país hace posible que los bolivianos ahora vayan a vacacionar a la Argentina.

Si bien el mayor destino, en el caso de los tarijeños, era Argentina, antes se registraba un 50 por ciento más de personas que ingresaban a Bolivia que los que salían, pero en los últimos cuatro años esta situación cambió, “ahora es más la gente que sale que la que entra”.

 

»Lourdes Aldana, directora departamental de Migración (Crédito foto: diario El País on Line)

 

Por otra parte, si bien no se observó un movimiento masivo de ingreso al país, a lo largo de los dos últimos años, ciudadanos argentinos empezaron a llegar para quedarse, lo que hace que la comunidad argentina en Tarija sea la más numerosa.Se ha visto que familias enteras se han venido, han abierto locales, y fue un fenómeno paulatino”.

Recordó que hasta hace unos cinco años era bastante el movimiento de bolivianos que se dirigían al vecino país para trabajar, eso actualmente ha cambiado -puntualizó-, porque en los últimos tres años recibieron familias argentinas con hijos bolivianos que tramitaron la doble nacionalidad para que puedan ingresar a nuestro territorio sin problemas.

El fin de semana, el presidente Evo Morales Ayma, visitó la Argentina y se reunió con los representantes consulares, con los residentes bolivianos y uno de los acuerdos que logró es que se facilite en ese país el registro de la doble nacionalidad.

“Aquí lo tenemos todo, hijo de boliviano o boliviana puede acceder a nuestra nacionalidad a través de un trámite fácil y ágil que se realiza en el Servicio de Registro Cívico (Sereci). Ahora los residentes lo podrán hacer en los consulados y ya no necesitan venir aquí. Esto ha empujado a los residentes bolivianos a hacer este trámite para precautelar en el futuro que sus hijos puedan entrar en cualquier momento al país”, explicó.

A causa de la crisis económica por la que atraviesa Argentina, se prevé que la visita de ciudadanos de ese país se reduzca aunque ya empieza la temporada alta, advirtió, Lourdes Aldana, se espera que aumente para fin de año.

Si continúan las mismas características económicas en Argentina, se mantendrá la situación que sucedió en las celebraciones religiosas de Chaguaya y San Roque, y que el turismo argentino hacia Tarija baje.

Según Aldana, al tener Tarija dos principales fronteras con el vecino país, es de allí que viene la mayor afluencia de viajeros, un cincuenta por ciento suelen ser bolivianos que viven allí, y el resto son argentinos que vienen de paseo.