»Cámara de Diputados de Salta (Foto: prensa Legislatura)

Con un solo voto en contra, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto enviado «Convenio de Asistencia Financiera – Programa para la Emergencia Financiera Provincial», firmado entre el Estado Nacional, la Provincia de Salta y el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Para el diputado Del Plá, único opositor al mismo, significa re-hipoteca. Para el legislador Monteagudo, una necesidad económica que no lleve al default.

El martes último, la Legislatura Provincial trató el proyecto enviado por el ejecutivo bajo expediente 91-42.606/20, el Convenio mediante el cual se autoriza avanzar en el pedido de préstamo por una suma de 2.100 millones de pesos.

El diputado Claudio Del Plá (PO) consideró que se toma nueva deuda con otorgamiento de «superpoderes» al gobernador Gustavo Sáenz. «Esto condiciona a las generaciones futuras (…) además esto tiene una implicancia que se reconoce como válida una deuda cuestionada, como lo es la deuda del Fondo de Reparación Histórica o del Fondo del Bicentenario».

El PO plantea que se investigue esa deuda antes de tomar nuevos préstamos y considerar otras formas de financiamiento a la provincia, como sería una Contribución Extraordinaria de las grandes rentas y fortunas; pero la propuesta no fue acompañada.

El diputado Matías Monteagudo (UCR) consideró que; pese a ser oposición dentro de la Cámara; decidieron acompañar a la provincia con el préstamo de Nación; «se debatió por más de ocho horas«; ya que consideran que viene a contener cuestiones de base como son la pandemia y gastos corrientes.

Cabe recordar que en el plano económico, Salta se veía urgida de pagar un vencimiento de deuda; plazo que finalizaba este 6 de agosto; y el tratamiento de la reestructuración de deuda permitía renegociación de intereses al vencimiento de las leyes 7.621 y 7.931 (FRH y FB, respectivamente).

En relación; y considerando que el diputado representa al departamento San Martín, uno de los tres destinados; consideró que se debe investigar a fondo el uso de los fondos y rendición de los mismos. De allí que la propuesta de crear una Comisión de Seguimiento de este nuevo préstamo y de la renegociación de la deuda provincial es una lección derivada de lo que fue en su momento tomar 350 millones de pesos por parte de la gestión Urtubey.