»Imagen: Municipalidad de Tartagal

La ciudad de Tartagal suma 461 casos positivos de dengue, siendo la zona oeste la más afectada de acuerdo con los datos brindados por la Dra. Viviana Heredia; gerente sanitario del Hospital Juan Domingo Perón. A pesar de la cantidad de la cifra, aseguró que el sistema sanitario no se vió colapsado pero sí dijo que preocupa que no pueda disponerse de paracetamol ante posible brote de coronavirus.

La doctora Heredia informó que el rebrote se registró en los primeros días de abril; en plena emergencia declarada por coronavirus en el país. Desde el 26 de enero a esta parte, se contabilizan 461 positivos de dengue en la ciudad de Tartagal.

En los hogares se continúan encontrando fondos sin limpiar ni organizar, y tachos con agua o piletas de lona con agua, lo que son espacios para nichos de los mosquitos, de acuerdo al relevamiento en terreno que viene realizando el personal de salud y municipal encargado de las tareas.

«En enero tuvimos 25 casos, en febrero 50, en marzo 170 y en lo que va de abril 210 casos (…) se ha observado el incremento en las última semana de marzo y la primera de abril», detalló. La franja etárea mayormente afectada se extiende desde los 15 a los 50 años.

En la última parte del brote se vio mayormente afectada la zona oeste; Belgrano, Santa Rita y Villa Güemes; en zona norte concentra barrio San José y en cuanto a zona sur, Villa Saavedra, Nueva Esperanza y Misión Cherenta; «pero está bastante distribuido el vector en toda la ciudad», afirmó la doctora.

Dada la situación de emergencia internacional por coronavirus y destinando la mayor parte de los recursos en salud a tratar, contener y reservar para la atención, la Dra. Heredia manifestó que en Tartagal se cuenta con capacidad puede atender a la cantidad de pacientes confirmados pero hizo un llamado a la reflexión ya que tanto en Dengue como en Covid-19 se utiliza «Paracetamol» para tratar la fiebre.

«Estamos consumiendo (…) tanto el que tenemos en el Hospital como el que hay en las farmacias y laboratorios privados, pero es un producto que lo vamos a necesitar para el coronavirus. Estamos consumiendo recursos que podríamos guardar», resaltó.