»Eclipse de Luna de Sangre (Imagen ilustrativa)

 

El organismo nacional del clima anticipa que en la madrugada del domingo; momento en que ocurrirá el eclipse lunar; el cielo en Tartagal y alrededores se presentará parcialmente nublado a nubosidad variableEntre el anochecer del 20 de enero y el amanecer del 21 de enero ocurrirá un eclipse total de Luna; visible para toda América Latina; que será además una «Superluna de sangre de lobo».

De acuerdo con los datos de la NASA y el Planetario de Buenos Aires, en la provincia de Salta el eclipse comenzará a darse a las 23:37. El máximo eclipse ocurrirá a las 02:12 horas, cuando la Luna esté a una altitud de 32 grados.

El eclipse terminará a las 04:48 y tendrá una magnitud penumbral de 2.168 (esto es la fracción de la Luna oscurecida por la entrada a la penumbra de La Tierra) y magnitud umbral de 1.195 (fracción de la Luna oscurecida por la umbra de La Tierra); fenómeno que será igual en todo el país. 

La particularidad es que este no será un eclipse lunar ordinario, sino que mostrará «el color de todos los amaneceres y puestas del Sol de la Tierra llegando a la Luna«, según señaló el científico de la NASA, Noah Petro.

 

»Pronóstico para la madrugada del domingo 20. En blanco, presencia estimada de nubes sobre el área de Tartagal y alrededores (Imagen: captura de pantalla)

 

Será un eclipse lunar total porque «tiene lugar cuando la Tierra pasa entre la Luna y el Sol generando una sombra sobre la Luna. Los tres cuerpos celestes deben estar perfectamente alineados para que eso ocurra». Además, será «Superluna», porque el satélite se verá más grande y el eclipse coincidirá con el máximo acercamiento de la Luna a la Tierra».

Y por último, será una Luna de Sangre «ya que su color será rojizo; y ello se debe a que la luz solar no llegará directamente a la Luna sino que parte de esa luz será filtrada por la atmósfera terrestre y se proyectarán sobre nuestro satélite los colores rojizos y anaranjados».

Se hace referencia también a la «Superluna de lobo» en base a un término usado por tribus nativas en Estados Unidos, debido a que la Superluna de Enero coincidía con un aumento en los aullidos de las manadas de estos animales en el invierno local.

Todo el fenómeno durará poco más de tres horas. No se necesitarán gafas especiales de protección parar seguir el eclipse total de Luna, como tampoco se precisará de telescopio para el evento. Se podrá observar a simple vista, siempre y cuando el cielo esté despejado de nubes.