»Imagen ilustrativa

El último fin de semana largo del año presentará la inestabilidad típica de los meses de verano. Abundante humedad y temperaturas elevadas serán los principales protagonistas de los próximos tres días. Para Tartagal y la región norte se anuncian máximas de 38 y 40 grados y nubosidad variable.

La persistente circulación del viento del sector norte o noroeste en todo el centro y norte del país provocará un importante incremento de las marcas térmicas y el ingreso significativo de humedad sobre la porción central del país, lo que potenciará las condiciones de tiempo inestable y comenzarán a generarse lluvias y tormentas puntuales, típicas de la época de verano.

Hacia el norte, a partir del domingo 17 y a raíz del ingreso de los vientos del trópico la temperatura incrementará por encima de lo normal, con temperaturas máximas superiores cercanos a los 45 grados, con nubosidad variable y probabilidad de lluvias hacia el fin de semana, con valores de entre 10 a 25 mm.

La mayor parte de la semana a partir del día 18 se presentará con cielo mayormente despejado y vientos provenientes sobre todo del sector noreste con velocidad promedio de 10 km/h, rotando hacia el sur durante el inicio del fin de semana, junto con la llegada de lluvias a la región.

Con el ingreso de las lluvias, se producirá un descenso de temperatura, con incrementos por arriba de los 30 grados hacia el lunes 25 y promediando los últimos días de noviembre, se producirá una irrupción de vientos polares, provocando que las temperaturas mínimas toquen los 20 grados y un poco más.

»Pronóstico para el día lunes 18 (Imagen: captura de pantalla)