»Celeste Yanet Miranda. Una mujer, propietaria de una finca, fue quien alertó a las autoridades sobre el hallazgo del cadáver de la adolescente  (Foto: redes sociales)

 

La joven, de 18 años, fue hallada en una zanja de 5 metros, a la vera de Ruta Nacional 34, con señales de ultraje, ayer domingo a la mañana. Las autoridades buscan a la pareja de la adolescente. La investigación también busca determinar si la joven murió allí mismo o fue arrojada allí desde un vehículo.

La Fiscalia Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, en cargo interino por Gonzalo Vega, investiga el hecho ocurrido en las últimas horas del sábado y las primeras del domingo en Embarcación, donde se encontró el cuerpo sin vida de Celeste Yanet Miranda (18).

“Si bien en un primer momento se estimó que la joven pudiera ser de Tartagal, después se estableció que era de Embarcación”, informó Miguel Matamoros de FM Belgrano.  La adolescente; se comprobó; residía en Barrio Mataderos; y su cuerpo, trasladado a Orán por Policía; fue reconocido por sus familiares.

En el lugar se realizaron las pericias de rigor y el informe preliminar de la autopsia realizada al cuerpo de la joven reveló que la causa de muerte fue asfixia mecánica, presentaba varios golpes en la cara y pese a no evidenciar lesiones compatibles con abuso sexual, se le realizaron hisopados para obtener mayor información y garantizar futuros cotejos.

El informe contradice así lo originalmente difundido por medios de Embarcación; que indicaba el fallecimiento de la joven por asfixia y ultraje. Una sola persona fue demorada en primer lugar, pero posteriormente fue liberada, y mientras tanto, se trabaja en diagramar las últimas horas vividas por la víctima.

Miranda vestía las mismas ropas con las que había salido de su casa y con las que fue vista por los testigos; remera manga larga, gris, pantalón de jean azul gastado, y zapatillas verdes fluorescentes.

“Recibió un fuerte golpe en la cabeza, lo que le produjo hundimiento de cráneo”, dijo el periodista Matamoros. Las pericias que se siguen por el hecho ha provocado que los jefes de la Comisaría 43 de momento no emitan declaraciones, de manera que no se dispone de información oficial más que la dispuesta por Fiscalía.