»Municipalidad de Embarcación (Foto: prensa municipal)

 

El periodista Claudio Rojas denunció a través de redes sociales que pretendieron impedir que se filme la sesión ordinaria del Concejo Deliberante en esa localidad. Ya habían registrado incidentes similares, lo que se atribuye a que son muy críticos a la gestión del intendente Alfredo Llaya. Esto ocurrió el pasado viernes. El concejal Ramirez Llaya, por su lado, lo atribuyó a un incumplimiento de protocolos de parte de la prensa para poder ingresar y filmar la sesión.

El edil destacó que en el caso de Embarcación, en el Concejo Deliberante se solicita que la prensa interesada en registrar las sesiones presente una nota con 24 horas de antelación, solicitando que se otorgue el permiso de cobertura y grabación de la ordinaria. «Por dos semanas fue el móvil de la radio (FM Panamericana) a cubrir las sesiones, pero al ser nuevo en la profesión y desconocer puntos de la Carta Orgánica, le decían que no podía ingresar sin esos requisitos y se volvía», relató Rojas, periodista y director del medio.

«El viernes (12 de mayo) estaba yo en Embarcación, así que fui al Concejo. Ahí, el secretario Héctor Vera me impidió el ingreso. Primero me pedía la credencial, después los papeles de la radio emitidos por el COMFER y después se acerca Cristóbal Ramírez Llaya, presidente del Concejo, preguntando si se había presentado una nota solicitando el permiso para filmar la sesión», siguió.

Su testimonio fue acompañado de una filmación que realizó y que registró todo el momento, incluyendo una discusión por la señalada arbitrariedad que le marcó al cuerpo legislativo.

En el artículo 25 de la Carta Orgánica Municipal de Embarcación se especifica que «Las sesiones del Concejo serán públicas pero por el voto de las dos terceras partes podrán ser secretas, cuando la índole de la cuestión de Estado a tratarse así lo requiera. El Cuerpo podrá determinar el local donde celebrará la sesión de este carácter. (Modificado por Ley 6714/1993)».

Es la única modificación que tiene el artículo (ex 26) que establecía «Las Sesiones del Concejo serán públicas pero por el voto de dos terceras partes podrán ser secretas, cuando la índole de la cuestión de Estado a tratarse así lo requiera. El Cuerpo podrá determinar el local donde celebrará la sesión de este carácter».

Consultado Ramírez Llaya al respecto, éste explicó que tan solo se actuó así porque el medio no cumplió con el protocolo establecido para el trabajo de los medios y que la radio y el periodista en cuestión deben tomar su parte de responsabilidad en los hechos.

«Se pidió muy amablemente (a Claudio Rojas) que presentara los papeles que se pedía, pero no lo hizo, se enojó y empezó a insultar. Hasta el policía que estaba fue maltratado cuando se acercó a calmar. (…) Eso fue lo que molestó, la actitud que tuvo», finalizó.