»Imagen: Canal 10 UVC Embarcación

Este viernes 4, una camioneta 4×4 color blanco propiedad de una empresa de bebidas gaseosas volcó sobre la Ruta Nacional 34 y volcó hacia la banquina. Dos personas fueron trasladadas a hospitales públicos y están fuera de peligro. El vehículo se accidentó producto de haber rozado con otro rodado que iba en igual dirección, norte-sur.

Las primeras pericias realizadas por el CIF de Pichanal y Policía de Salta establecieron que un roce entre dos vehículos; una 4×4 Amarok doble cabina y un Fiat Cronos; fue el causal del accidente, cerca del punto conocido como “Zanja del Tigre”, a pocos metros del río Bermejo.

Dos hombres; viajantes; pertenecientes a la empresa Coca-Cola, se dirigían de norte a sur con una importante carga de fardos de cerveza en lata y según los testimonios, un auto color rojo pretendió rebasar a la camioneta, pero la rozó y provocó que el chofer perdiera el control.

El chofer de la camioneta fue identificado como Sergio Vaca; mayor de edad y con domicilio en Orán; y en primer lugar había quedado atrapado en el rodado y tras ser sacado por Bomberos Voluntarios, fue llevado al Hospital “San Roque” de Embarcación.

»Bomberos sacó al chofer atrapado en el rodado y desconectó batería para evitar más daños (Imagen: Canal 10 UVC Embarcación)

Sufrió golpes leves y por la noche se confirmó que estaba fuera de peligro debido a que llevaba puesto el cinturón de seguridad.

En el lugar del accidente quedaron esparcidos documentación de la empresa y los viajantes, dinero, chequeras y otros elementos, además de latas de cerveza, que era la carga que transportaba la camioneta de doble cabina en la caja.

El auto de color rojo que intentó rebasar a la camioneta rozó el vehículo, e hizo perder el control de la 4×4 al conductor, de manera que éste se tiró hacia la banquina, rozó otro vehículo más y volcó.

Producto del accidente, la carga quedó desparramada a la vera del camino (fueron muchos los que se detuvieron y acercaron al lugar para llevarse la carga). En medio fue perdiendo lo que llevaba en la caja, obligando a otro conductor que circulaba detrás (personal de empresa Urkupiña) a esquivar los bultos que caían, salvándose de accidentarse también.