»Víctor Fernández, integrante de la cooperativa de Flores, se encadenó a uno de los mástiles de la Municipalidad en protesta. Los manifestantes también había llegado cubiertas para la quema (Foto: FM Alba) 

 

Pasadas las 9 de esta mañana, un grupo de desocupados integrantes de la cooperativa de «Niki» Flores determinó encadenarse en protesta por no haber sido adjudicados con obras públicas. La Municipalidad concedió una serie de trabajos que se llamaron «paliativos», con el objetivo de contención.

La medida de fuerza de esta sola persona solo se extendió hasta el mediodía, cuando; por mediación del comisario Guanca; jefe de la 42; medió para que pudieran ser recibidos por el intendente interino Eduardo Leavy.

El hombre encadenado estaba acompañado por un grupo menor a 10 personas. «Nos dejaron de lado (…) había trabajo en cordones cuneta, veredas y nada», afirmó esta mañana Víctor Fernández. El grupo de cooperativa se compone con 30 personas, y todos están al pendiente de trabajo.

Por aparte, «Niki» Flores; dirigente social; se quejó porque no fue adjudicado con obras, motivo por el cual denunció que sufrió ataques y amenazas por parte de quienes no creyeron que eso pasara.

Como parte de la protesta que hoy llevaban adelante tenían planificado armar una carpa y permanecer en la vereda de Rentas hasta el viernes, hacer un alto el fin de semana y retornar el lunes.

 

»El comisario Guanca lee el documento presentado por el dirigente Rodríguez, de Nuevo Amanecer (Foto: FM Alba)

 

Una de las razones que les molestó fue que se otorgara mano a Quebracho, acusándolos de «acomodados». «Si es un incentivo, tiene que ser equitativo (…) le dan a un grupo y a otro no», remarcó.

El Crio. Inspector Alejandro Martín Guanca medió para que las autoridades municipales los recibieran, pero en tanto se asentó un grupo de cinco efectivos para custodia de la casa comunal.

Otro grupo, con un tema diferente pero también de obras, era el encabezado por Miguel Rodríguez; de comunidad Nuevo Amanecer.

Junto con Tobas, La Mora II, Sarmiento y Lapacho Viejo habían presentado una nota con fecha 15 de junio de este año, en donde solicitaban que se convocara a una reunión con Romelia Durán, presidenta del IPPIS, y vocales; Edith Cruz, ministra de los Pueblos Originarios y Sergio Zorpudes, presidente del IPV. 

En este caso en particular, el pedido tiene que ver una serie de trabajos en viviendas de estas comunidades, por un número de 200. Hasta el momento, no tienen respuesta de parte del intendente interino Eduardo Leavy.