»Nota distribuida por los padres (Imagen cortesía grupo WhatsApp)

 

A dos semanas de los hechos que involucraron a un docente y alumnos del establecimiento, el grupo de padres del grado afectado hicieron pública su preocupación por el notable inaccionar de la dirección de la Escuela, ante una situación con los aristas que presentó. «La directora está más preocupada por mantener su puesto que por lo que pase con los chicos», señaló un papá.

Los padres de los alumnos del grado acercaron una nota firmada a la Dirección, expresando su preocupación por el hermetismo de parte de la directora María Luisa Carrizo y también por la ausencia de un acompañamiento psicológico a los estudiantes; habida cuenta de cómo trascendió el hecho; y ausencia de información, aunque sea formal, sobre cómo se continuará con el plan de estudios para el grado afectado.

«Todo lo que nos enteramos es por el diario o las noticias. (…) Los pocos padres que pudieron hablar con ella tuvieron que escuchar que diga que todos sabían en qué andaba, que por eso ella puso al grado al lado de dirección; (…) como echándole culpa a ellos por no saber cuidar a nuestros hijos», manifestó uno de los padres.

Para salir de las dudas y formalizar su pedido a respuestas claras de parte del establecimiento, el conjunto de madres y padres presentó una nota, que la Dirección no quiso recibir en un primer momento, pero después accedió. Al mismo tiempo, el grupo de padres distribuyó a través de la aplicación de mensajería de WhatsApp una copia del escrito.

Desde que tomó estado público lo ocurrido con el docente Juan Carlos Quiroga, la escuela prefirió no emitir declaraciones y dejó todo en manos de la justicia ante lo que primero era un hecho ocurrido fuera de sus instalaciones. La situación cambió cuando se deslizó que un segundo acontencer se habría producido en el interior del establecimiento.

Los padres esperaron por llamado a reunión o, mínimamente, un comunicado de parte de los directivos, pero nunca ocurrió.