»María Inés Arias, directora de la Escuela Isidro Labrador (Foto e informe: Julio Marín)

La directora de la Escuela San Isidro; María Inés Arias; explicó que el caso denunciado días atrás ya está tanto en conocimiento del Ministerio de Educación como de la Justicia. Corrigió algunos de los trascendidos y señaló que el detenido era un celador que el día de los hechos cubría la ausencia de una docente. 

Arias recalcó que la información sobre el caso debe ser restringida dado que actúa ahora la Justicia, pero sí manifestó que la niña; “una excelente alumna”; había dicho a su madre que no quería concurrir a clases y ésta a su vez averiguó cuáles podrían ser los motivos.

En la denuncia que radicó y de la cual presentó copia ante la Escuela para el armado del expediente se detalla “abuso sexual simple” por parte de un celador; que circunstancialmente estaba al frente del grado el día de los hechos, debido a que la maestra titular estaba ausente por enfermedad. 

“Era la primera vez que iba a ese grado, (…) ocurre lo que la niña denuncia”, decía la directora. Al respecto, desde el establecimiento se brindó la contención para la alumna y por este motivo, el caso trasciende ahora (ocurrió a fines de Marzo).

“La madre hizo la denuncia (…) nos llama Policía un sábado para que me notifique y pidiendo datos de esta persona”, relató la directora, agregando que el celador está detenido desde ese momento. En el caso actúan el Juzgado 2 de Tartagal y la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género. 

La docente tranquilizó a los padres manifestando que no han registrado otro caso similar y hasta el momento no tenían antecedentes en este tenor. “Estamos dolidos, (…) porque se trata de un colega y porque teníamos una imagen muy buena de él (…) además, sus hijos dejaron de venir a la Escuela, para que no se los estigmatice”, finalizó la directora.