»Imagen ilustrativa

 

La escuela, ubicada en el sector sur de la ciudad, otra vez fue objetivo de un robo. En oportunidades anteriores se llevaron todo el cableado aéreo, dejando sin energía a la escuela. Esta madrugada, sustrajeron nuevamente el cableado que se logró instalar. Como las veces anteriores no hay testigos y el Ministerio de Educación no brinda respuesta.

La directora María Inés Arias lamentó que la escuela volviera a ser blanco de robo, otra vez de los cables que proveen de energía al establecimiento. La Municipalidad había provisto de cableado el pasado viernes, siguiendo las directivas del intendente (i) Eduardo Leavy.

Militantes de la UCR habían colaborado también con pintado y refacciones. La solidaridad también se extendió a los padres y vecinos, que colaboraron con la escuela. Las clases en Isidro Labrador no se interrumpieron en ningún momento a pesar de la falta de energía.

Ya repuesto el servicio el pasado viernes, este miércoles 13 a primera hora se alertó a la directora sobre la reiteración de los hechos. “El viernes había llamado a un herrero para que asegure la puertita del medidor. Le puso unas planchuelas de hierro amuradas con bulones (…) también la sacaron, se llevaron todos los cables, que eran de cobre”, relató.

Para la directora Arias, los vándalos (se presume que se trata del mismo grupo, a pesar de no registrarse testigos) observaron que había luz en la Escuela e ingresaron para cometer el ilícito.

“Vino gente de la Municipalidad (…) pusieron un codo aéreo con botellas de plástico y atado con alambre”, detalló. La Comisaría 45 recibió cada una de las denuncias por los robos y Criminalística se encargó de las pericias.

Sobre el expediente enviado el 31 de Enero, con motivo del primer robo sufrido, no hay respuestas hasta el día de la fecha. «Sigue parado (…) no espero nada ya de ellos», resaltó.

“Tengo luz en el sector de Dirección y la cocina, donde están los freezers, así nos estamos arreglando”, siguió. “El Ing. Luis Wasaraz, de Edesa, mandó una patrulla y prometió que agilizará el envío del medidor y después la Municipalidad se encargará de colocar los cables”.

Sobre la seguridad, la directora resaltó que ideas no faltan pero no dispone de efectivo. “Siempre nos preguntan por qué no tenemos sereno (…) todas las escuelas gestionamos el sereno ante el Ministerio de Educación, pero desde ahí nos responden que no pueden nombrar porque necesita seguro de vida y etc”.

Aún así, cuenta el caso de la Escuela Malvinas Argentinas, del Municipio de General Mosconi, distante a pocos metros. Es un empleado municipal que dispone de seguro de vida y que además de vigilar el lugar también cumple con otras tareas.

“Ya hablamos con los concejales, para que a partir de la primera sesión se arme un proyecto para que las escuelas podamos contar con un sereno; que tampoco puede ser cualquier persona”, concluyó.