»Imagen satelital muestra el avance de la tormenta sobre la región noreste ayer tarde (Crédito: DF Salta – SMN)

 

En un hora cayeron 20 mm de agua, según informó el Servicio Meteorológico Nacional. La tormenta llegó desde el noreste, productode un sistema frontal de frío que afectó a las regiones del chaco salteño, incluyendo Tartagal y localidades del departamento San Martín. Varios sectores de la ciudad se quedaron sin energía y posteriormente denunciaron daños y aparatos quemados en consecuencia.

Miguel Parra, secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, señaló que la gran mayoría de daños registrados se debieron a las fuertes ráfagas de viento. Las primeras gotas de lluvia cayeron alrededor de las 18:30 y hacia las 19 horas,

Hoy se trabajaba en Barrio Néstor Kirchner, sector afectado con cables cortados producto de la caída de ramas y árboles. Para la jornada tenían de 8 a 10 reclamos que atender, siguiendo por 65 Viviendas en zona sureste y 128 Viviendas en zona norte.

 

»Fuertes vientos de entre 50 a 60 km/h dañaron cartelería, volaron chapas y provocaron la caída de ramas y árboles (Foto: FM Alba)

 

La caída de un árbol en 128 dejó sin energía a todo el barrio, luego que este cayera y cortara una parte vital del sistema, por lo que la empresa Edesa trabajaba en el lugar para reponer el servicio. Los Payos, Mi Jardín, Provincias Unidas, Belén, Fátima, Misión Cherenta, Tomás Ryan, Centro, San Francisco, San Juan, fueron algunos de los sectores que estuvieron sin servicio desde las 19 horas, si bien en la gran mayoría se normalizó entre las 20 y las 21 horas.

“Se quemaron algunos contactores nuestros (…) Edesa debería tener ya un sistema listo para el corte de energía, sabemos que hay quejas por quemas de electrodomésticos”, agregó Parra.

Desde el área de Relaciones Institucionales, la empresa informó que los fuertes vientos afectaron a los distribuidores; mientras que informalmente se supo que se quemó una faz del sistema y por ese motivo, barrios de zona centro, oeste y sur; acceso sur y Avenida Packham se quedaron sin energía, y en casos muy puntuales por toda la noche.

Las ráfagas de viento a 50 y 60 kilómetros por hora provocaron además de cables cortados, ramas y árboles caídos, voladuras de chapas y daños en cartelería. En algunos barrios, por último, cayó granizo pero en mínimas cantidades.

Por último, se anticipó que mientras este sistema de tormentas continúe afectando la zona se prevé que se produzcan descensos de temperatura, aunque se mantendrán en un promedio de 12 grados las mínimas y lleguen a 22 las máximas.