»El concejal originario de Salta Nos Une-Cambiemos; Jonatan Félix; justificó el accionar de su gente asegurando que son víctimas de venta de alcohol y drogas (Imagen: redes sociales)

 

El pasado 23 de Octubre por la noche, una familia con domicilio en General Ballivián vio quemados sus hogares por originarios que residen en cercanías  y todo porque intervinieron en una pelea. El hijo de una mujer criolla tuvo un cruce de manos  y golpes con uno de los originarios que hasta entonces era amigo y porque su familia lo defendió sufrieron saqueos e incendio de su vivienda. Entre el grupo agresor estaba el concejal originario Jonathan Félix. 

La hija de la familia, identificada solo como Andrea, relató que su hermano tenía amistad con un joven originario de la comunidad wichi El Quebrachal.

«El 23 de Octubre a la noche, mi hermano Leonardol Landriel, iba a pelearse con Saúl Reyes. Nosotras, con mi mamá, los separamos y no sabíamos por qué la pelea (…) ahí se vino una turba con palos y piedras y desmayaron a mi hermano de un golpe con una», contó.

El relato de la joven se contrapone al de Jonathan Félix; concejal de Ballivián por el bloque Salta Nos Une-Cambiemos y presidente de la Comunidad Pastor Senillosa; quien declaró a través de distintas vías que Landriel suele ser agresor hacia su gente y que ese día en particular había pretendido atacar a Reyes con un machete, elemento del cual no hace mención la hermana del joven en ningún momento.

«Después que se fue el primer grupo vino otro, con Jonathan Félix (…) lo que hicieron fue saquear y después le prendieron fuego a la casa de mi hermano y mi mamá», contó, «nosotros trabajábamos con muebles, incluso le comprábamos a ellos (pueblos originarios), nos quemaron todo, hasta la camioneta. Nos dejaron sin nada y no tenemos adónde ir». 

La joven hizo especial incapié en que antes del fuego que consumió sus hogares, los originarios robaron todo lo que era de valor, a ser heladeras o freezer, muebles o chapas. 

Sin nada ahora, la familia de tres integrantes llegó hasta Tartagal con el fin de solicitar ayuda al intendente interino Eduardo Leavy; luego de haber radicado denuncia ante la Fiscalía de Embarcación y que enlista a varios referentes de la comunidad wichi en General Ballivián.

En Embarcación se les informó que se realizarán las pericias del caso, incluyendo labor de Bomberos para determinar responsabilidades. «No podemos comprometer a ningún familiar nuestro porque ellos (los originarios) nos buscan para hacernos daño», cerró la joven.