»Imagen: prensa Ministerio Público Fiscal

Un hombre de 31 años resultó herido con balas de goma, tras un procedimiento policial en Ballivián. Fue trasladado al hospital San Bernardo; en Salta Capital; donde se le diagnosticó estallido ocular. Desde la Fiscalía de Embarcación se dispusieron diversas medidas para el esclarecimiento del hecho.

El relato inicial de los hechos, proporcionado por la familia de la víctima; Diego Mercado (31); detalla que el domingo, éste había acercado hasta el ingreso del pueblo a su mujer a bordo de una moto. Un remís pasó a recogerla por Ruta 34 hacia Tartagal y una vez que ella partió, Mercado emprendió la vuelta.

En ese momento y dado que no portaba ni casco ni barbijo, fue interceptado por un grupo de policías; todos vestidos de civil y con chalecos de la fuerza. Como el motociclista no se detuvo, sino que aumentó la velocidad, se inició una persecución que terminó en barrio 1 de Mayo.

Los policías ingresaron por la fuerza al domicilio de Mercado, y fue allí donde se produjeron disparos con balas de goma, una de las cuales le impactó en el ojo izquierdo. Los familiares y vecinos agredieron a los efectivos, resultando en tres policías también con heridas.

»El damnificado perdió uno de sus ojos y el otro está seriamente comprometido (Imagen: Ministerio Público Fiscal)

Ahora, según el parte del Ministerio Fiscal de Salta, la fiscal penal de Embarcación; Gabriela Souto; tomó intervención anoche ante el hecho. Diego Mercado, resultó con diversas lesiones en la parte superior del cuerpo, además de uno de sus ojos.

Fue derivado al hospital San Bernardo; luego de haber sido trasladado en primer lugar a Tartagal, donde fue asistido y se determinó la gravedad de la herida. En Salta Capital se le diagnosticó “estallido ocular”, lesión cuyas consecuencias se podrán evaluar recién con la evolución y tratamiento.

La fiscal explicó que espera que Mercado esté totalmente restablecido para que pueda radicar la denuncia y prestar declaración sobre lo sucedido.

Souto, entre otras medidas dispuso que se secuestre el libro de guardia, se identifique a los efectivos que intervinieron y se secuestre todas las armas de la dependencia para tratar de determinar cómo se desarrollaron los hechos.