»Imagen: prensa Policía de Salta

Un hombre con residencia en barrio San Francisco alertó a efectivos sobre el hallazgo de una pareja de crías de gato onza; especie también conocida como «ocelote». La especie suele evitar el contacto humano y se presume que su madre había muerto, razón por la cual llegaron hasta inmediaciones de Ruta 34, donde fueron halladas.

El sábado por la tarde, efectivos de la División Policía Rural y Ambiental N°4 recogieron de una vivienda del barrio San Francisco, recogieron a dos crías de la especie gato onza, que el propietario; de profesión taxista; había hallado a un costado de Ruta 34.

El propietario de la vivienda hizo entrega voluntariamente de los felinos; realizando el traslado de estas especies protegidas para su asistencia alimentaria y sanitaria; dando conocimiento a personal de Estación de Fauna Autóctona.

»Imagen: captura de pantalla

El taxista había realizado un pedido de asistencia a través de redes sociales. Seguidamente, hubo quienes señalaron haber captado en foto a una hembra muerta de la especie, por lo que presumían debía tratarse de la madre de los cachorros.

Debido a la caza y a la pérdida de hábitat, actualmente el también llamado «ocelote» es considerado como una especie «casi amenazada«, y el porcentaje de la población global que se encuentra en Argentina es de alrededor del 1 por ciento.

Las crías; un macho y una hembra; se encuentran en buen estado de salud y conforme las recomendaciones de la Secretaría de Ambiente, analizarán liberar a los cachorros en su hábitat natural, donde habrían sido extraídos.