»Imagen ilustrativa

Un joven futbolista de 15 años fue derivado de urgencia a Salta Capital debido a una sepsis generalizada por una infección bucal. Sin embargo, en el acceso a Capital se impidió el ingreso a la ambulancia por considerar riesgo por coronavirus. El legislador Matias Monteagudo aseguró que pedirá explicaciones y alcance del protocolo sanitario.

La noticia causó indignación en la comunidad plena y desde un medio radial se inició una campaña solidaria para el adolescente y su familia. La madre, según se informó, padece de un cáncer y pese a su estado de salud, acompañó a su hijo hasta la capital salteña.

Un malestar en una de sus muelas terminó en una infección bucal que afectó a todo el cuerpo al joven, por lo que se decidió enviarlo de urgencia a Salta; al Hospital San Bernardo. Sin embargo, la ambulancia fue detenida en el acceso a la capital y debió retornar a Tartagal debido a los casos de coronavirus que se presentaron en esta ciudad y por lo que se consideró riesgoso permitir el ingreso del derivado.

Nuevamente en el Hospital Juan Domingo Perón, el adolescente fue intervenido de urgencia el domingo último y permanece hospitalizado desde entonces. Sobre el hecho, el diputado provincial Matías Monteagudo aseguró que pedirá explicaciones al respecto a las autoridades de Salud de Salta y al Hospital San Bernardo.

«Esta era una situación de salud grave, y no queda claro el alcance que tiene realmente el protocolo sanitario (…) si preocupaba que el paciente fuese de un lugar donde hay casos de coronavirus, se tomaban todas las medidas del caso», manifestó el legislador.