»Comisaría 41 – General Mosconi (Imagen de archivo)

 

Un grupo de reclusos encabezó ayer una revuelta que fue sofocada por los efectivos de la Comisaría 41, en horas de la tarde. Los detenidos exigen mejoras edilicias; aseguran que las condiciones de las celdas son deplorables; como también exigían que las causas judiciales que los involucran se aceleren.

«Solicitaban ser trasladados a otras dependencias (…) eran de 3 a 4, de una población de 25», explicó la Crio. Mayor Emilce Gómez; 3era. Jefa de la Unidad Regional 4 de Tartagal. «Estaban detenidos por diferentes causas». 

«Reclamaban que se apuren procesalmente sus casuas, pero también querían ser trasladados a otras dependencias, por el hacinamiento». Fuentes extraoficiales resaltaron que la Comisaría de General Mosconi dispone de una capacidad para 15 detenidos y actualmente se cuentan casi 40 personas alojadas allí.

El grupo que inició los disturbios integraba un total de 25 alojados en una celda, que además se quejó porque solo disponen de un baño para el uso de los 38 reclusos que hay.

Intervino Infantería de Policía para sofocar la revuelta, dejando como saldo a los tres revoltosos heridos por las balas de goma y dos efectivos heridos por elementos varios que arrojaron los reclusos. En el caso interviene la Fiscalía Penal a cargo del Dr. Gonzalo Vega.