»Imagen: prensa Policía de Salta

Desde la Unidad Regional 4 informaron que el guarida herido por un detenido en la Comisaria 41, este domingo último por la tarde, se recupera y se encuentra fuera de peligro. Si bien no se emitió un comunicado oficial, se pudo establece que sucedió durante un intento de revuelta en la dependencia, que fue sofocada por Infantería.

Según consta en el expediente policial, durante la tarde del domingo 26; cerca de las 19 horas; una mujer se acercó hasta la Comisaría 41 para retirar un recipiente con el argumento de volver a traer comida a uno de los detenidos.

Un suboficial en funciones de guardia fue hasta la celda del detenido y al abrir la reja, dos reclusos aparecieron repentinamente, uno de ellos agrediendo a golpes al uniformado. El policía pidió refuerzos que llegaron de inmediato, por lo que se logró detener la agresión de los reclusos y cerrar la celda.

Momentos después, descubrieron que uno de los efectivos policiales tenía una herida provocada por un arma blanca. El policía fue trasladado a la clínica San Antonio en Tartagal; donde quedó internado en observación con pronóstico reservado.

Este martes, tras consulta sobre su estado de salud al área de Prensa de la Unidad Regional 4, se informó que el suboficial se encuentra fuera de peligro y recuperándose.