»Protesta en el ingreso a la obra de Villa Güemes (Foto: gentileza)

Nuevamente, los trabajadores retomaron la protesta ante el portón de la Cisterna en Villa Güemes. Si bien la empresa Miksa cumplió con los pagos que adeudaba y no dejó saldo sin cumplir, ahora el grupo reclama que se reinicie lo más pronto posible la obra, actualmente inconclusa.

El grupo de 20 a 30 obreros que iniciaron y desarrollaron parte de la obra correspondiente a la Cisterna de Villa Güemes; de Aguas del Norte y adjudicada a la empresa Incovi (que a su vez tercerizó en Miksa); esperan todavía que se reinicie el trabajo.

A raíz del conflicto que tuvieron con Miksa, la empresa Incovi se colocó al frente de la obra y anunció que absorbería a los trabajadores, para evitar mayores incovenientes, en reunión efectuada en la oficina de la delegación del Ministerio de Trabajo.

Pero con plazos que cada vez se dilatan más, el grupo se asentó este miércoles por la mañana en el portón del sector donde se ubica la obra y anunciaron que no irán hasta que alguien se acerque a brindar una respuesta concreta.

Incovi viene trabajando, están colocando y extendiendo el acueducto a la vera de la Ruta 34, (…) sabemos que el gobierno ya liberó dinero para que se largue la obra, pero no sabemos qué pasa que de demora”, dijo uno de los voceros del grupo, que reconoció que han recibido llamados al respecto de parte de la empresa, pero sin datos concretos.

Las tareas que se ejecutan (hoy suspendidas) son el tramo final del acueducto que se extiende desde la cisterna de Yacuy.

Incovi tiene adjudicada la segunda etapa de la obra de construcción del acueducto de 18.500 metros de longitud de cañería en Hierro Dúctil desde Yacuy a Tartagal; trabajos que ampliarán la cobertura del servicio de agua en red.