»APP de Alertas del SENASA, compatible con sistema Android 4.1 y versiones superiores (imágenes: captura de pantalla)

 

Flavio Aguilera, secretario de Asuntos Agrarios de Salta, instó no solo al productor rural, sino también a la población en general a seguir la APP de Alertas del Senasa y así anoticiar sobre avistamientos de la manga de langostas. El objetivo es monitorear la presencia del insecto en la zona y poder combatir a las nuevas generaciones.

«La manga no ataca a la gente y no transmite ninguna enfermedad, si causa daños a la vegetación, aunque hoy por hoy no hay un daño económico en los cultivos por la época del año (…) sí hemos tenido denuncias en algún caso de trigo, donde se asentaron pero que no era para cosecha, sino para incorporar al suelo como nutriente», explicó.

«Y también hemos tenido una denuncia, que no se pudo contactar por ser verbal, en alguna huerta donde se asentaron; pero mas allá de eso no hay cultivo al que pueda dañar y lo que esta atacando ahora son lugares forestales , como el monte», señaló.

El monitoreo que se está efectuando permite informar que la manga se ha movilizado en los departamentos San Martín (General Ballivián a Tartagal), Rivadavia (desde La Estrella a Santa Victoria Este), Metán y «no se descarta que puedan llegar a Orán», como también que se están desplazando hacia Córdoba y otras provincias.

»La especie de langosta es la variedad «Sudamericana», autóctona de la región, manifestó el Secretario de Asuntos Agrarios de Salta (Foto: FM Alba)

 

La fumigación a la manga solo puede hacerse con el insecto asentado, «sería complicado hacerlo; con todo el equipo; cuando se está en movimiento», y esta tarea es imperiosa, ya que una sola hembra puede colocar hasta 800 huevos. «Están buscando el lugar preciso para su reproducción (…) cavan en la tierra unos tuneles como sorbete y allí depositan sus huevos», informó el secretario Aguilera.

De allí que se convocó a la población en general a reportar todo avistamiento de la manga, con fotografía incluída, por intemedio de la APP de Alertas del Senasa, que registrará con el GPS la ubicación del insecto y determinar así el punto de asentamiento para la reproducción.

«No importa si al tomar la foto no hay señal (…) cuando se ingrese a una zona de comunicación, todo se registra igualmente con los datos de origen», resaltó.

«La plaga aparece ahora porque se presentaron todas las condiciones climáticas y de humedad para que se vaya reproduciendo. Se estima que esta es la tercera generación en un año. Las dos primeras, se calcula, ocurrieron en los vecinos países«, reseñó.

«Estamos trabajando en forma coordinada con Paraguay y Bolivia, (…) pero también con Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe (…) hemos tenido ya algunas manifestaciones, como en el año 2015 que fue controlada, pero no habían llegado a zonas pobladas«, cerró.