»Imagen ilustrativa

 

El País.bo.- Expertos de Argentina y Paraguay llegaron a Bolivia para conocer la experiencia del seguro agrario boliviano, que indemniza económicamente a los pequeños productores que perdieron sus cultivos a causa de los desastres naturales.

El director del Instituto Nacional del Seguro Agrario; INSA; Erick Murillo, recordó que el seguro agrario en el país comenzó hace siete años con la agricultura familiar, pero a la fecha ese modelo se ha convertido en “referente”.

“Hemos tenido la visita de compañeros agrónomos de Paraguay y Argentina precisamente para analizar el modelo boliviano del seguro agrario que exitosamente se está desarrollando hace siete años”, dijo a los medios estatales.

Murillo destacó que el Gobierno entregó desde 2013 hasta 2018 más de 107 millones de bolivianos de indemnización a más de 140.000 familias productoras afectadas por lluvias, granizadas, heladas o sequías, de municipios de escasos recursos.

Según fuentes institucionales, en la primera campaña del seguro agrario (2012-2013) se pagó una indemnización de más de 7,6 millones de bolivianos, en la segunda (2013-2014) 18 millones, en la tercera (2014-2015) 6,5 millones, en la cuarta (2015-2016) 32 millones y en la quinta (2016-2017) 24,6 millones y en la sexta (2017-2018) 18,2 millones.

El seguro agrario entrega una indemnización de 1.000 bolivianos por hectárea perdida de cultivos de arveja, maíz, trigo, quinua, papa, cebada, avena, alfalfa, frejol, haba y yuca, que son afectados por los efectos climáticos.