»Imagen ilustrativa

 

El Chaqueño.- Orán, en Salta – Argentina; y Yacuiba, en Bolivia; firmaron días atrás un preacuerdo de intenciones para que se lleven la basura del municipio salteño para el tratamiento de los residuos sólidos. El concejal Mario Cavero propuso que se realice un referéndum para definir si Yacuiba debe o no recibir la basura, ya que hasta ahora; aseguró; no han recibido documentación relacionada con el preacuerdo firmado.

Yacuiba viene desarrollando el proyecto de construcción de un polígono de tratamiento integral de residuos urbanos y materiales reciclables; obras a ser ejecutadas por Enviromental Green Engineering SL; Engreen; en el municipio.

Con el preacuerdo firmado; el Gobierno boliviano se compromete a impulsar el tratamiento y reciclaje tanto de materia orgánica como de materiales reciclables tales como vidrio, metales, papel, cartón y plástico hasta una capacidad de 500 toneladas.

 

»Concejal Ing. Agr. Mario Cavero, del partido Tarija Para Todos (Crédito imagen: diario El País.Bo)

 

Yacuiba quiere ser parte de la cadena de proyectos energéticos que se concentraron en su jurisdicción. Por eso priorizó un financiamiento de US$54 millones para construir la primera planta de transformación de basura en energía. La tecnología abrió la puerta a procesos de transformación de la basura para la producción de energía.

Sacarle provecho a los residuos es un reto que han asumido tres municipios de Bolivia: Pailón en Santa Cruz, Punata en Cochabamba y, recientemente, Yacuiba en Tarija. Uno de los beneficios es evitar que los desechos sólidos liberen altas cantidades de gas metano, causa directa del calentamiento global.

Por otro lado, este lunes 21 de Enero, el concejal Mario Cavero; manifestó que se debería convocar a un referéndum para decidir si Yacuiba debería o no recibir la basura preveniente de Orán. Su preocupación se debe a que, aparentemente, todavía no se acercó al Concejo Municipal ninguna documentación relacionada con el pre acuerdo firmado y en el cual se establece procesar los residuos sólidos que lleguen del municipio salteño.