»Derrumbes y erosión de caminos son las principales quejas de los transportistas (Crédito foto: diario El Periódico)

Gualberto Durán Gorena, vicepresidente de la Federación del Transporte Unificado “Gran Chaco” de Yacuiba, informó que la falta de consenso entre la Administradora Boliviana de Carreteras y la Gobernación por el traspaso de la variante Canaletas–Entre Ríos, los está llevando a la posibilidad de iniciar un bloqueo en el paso fronterizo de San José de Pocitos-Yacuiba en protesta.

La esperada construcción de un tramo carretero que permita el fluido movimiento entre Tarija y el interior del Gran Chaco Boliviano ha llevado a una serie de fricciones cada vez más ásperas entre gremios del transporte, organismos de carreteras y la Gobernación de Tarija; publicó el matutino El Periódico.

El vicepresidente de la Federación del Transporte Unificado “Gran Chaco” de Yacuiba, Gualberto Durán Gorena, informó, que ante la falta de consenso entre la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y la Gobernación por el traspaso de la variante Canaletas-Entre Ríos; la dirigencia departamental del sector está analizando la posibilidad de iniciar un bloqueo en el paso fronterizo de San José de Pocitos-Yacuiba.

“La medida más fuerte que podemos tener en el Chaco es el cierre de la frontera”, sostuvo Durán.
La propuesta será puesta a consideración en un ampliado del sector, que se desarrollará en Villa Montes, el próximo 10 del presente mes. “Lo que más necesita el transporte para la integración de Tarija al Chaco, es la Variante”,

Antecedentes 
La ABC ha deslindado responsabilidades sobre el tramo Canaletas–Entre Ríos, alegando que es competencia de la Gobernación realizar el mantenimiento de la variante con obras complementarias.

 

»Miembros participantes del congreso del Transporte Federado Departamental de Tarija. Se decidió dar un plazo de 10 días a la Brigada Parlamentaria de Tarija y autoridades nacionales para agilizar el proyecto de ley que determine el transferencia de la variante (Crédito foto: diario El Periódico) 

 

Fruto de una reunión realizada en la Sede de Gobierno, los dirigentes del transporte federalizado del departamento de Tarija hicieron conocer sus demandas al presidente del Estado, Evo Morales Ayma, quien se comprometió a viabilizar un fideicomiso de aproximadamente 15 millones de bolivianos a favor de la Gobernación, en pos de realizar obras complementarias en la variante, sin embargo a la fecha no se ha logrado un acuerdo.

Asamblea 
En ese entendido, la directiva de la Asamblea Departamental ha determinado convocar al órgano ejecutivo para abordar la cuestión del fideicomiso propuesto por el Gobierno.

“Estamos contra el tiempo, las lluvias iniciarán en los próximos meses y el transporte departamental necesita que de manera pronta se ingrese a trabajar a la variante Canaletas – Entre Ríos”, indicó el presidente de la Asamblea Departamental, Guillermo Vega Flores.

Vega explicó que existe un “compromiso” de mediar en la solución de la problemática vial, para tal efecto, informó que la reunión de este lunes tendrá como objetivo la definición de una postura sobre el fideicomiso.

De concretarse una postura positiva sobre la transmisión de recursos desde el nivel nacional, el presidente del legislativo aseguró que se realizarán las gestiones ante el Ministerio de Economía y Finanzas.