»Transporte Urkupiña tiene los corredores de líneas 2 y 5 por espacio de 90 días (Foto: FM Alba)

 

La responsable de la firma de transporte; Olga Ferrer; se refirió a la crisis que atraviesan en actualidad y acusó que la Municipalidad los desarma por medio de la Dirección de Transporte «a través de Ángel Cabaña». La empresa tiene 27 años de trayectoria y «llegó un momento como el país», manifestó. En duras declaraciones, señaló que Urkupiña «está adueñándose de toda la ciudad» porque «Ángel Cabaña trabaja para Urkupiña». 

La empresaria lamentó que debiera cederse dos líneas urbanas en pos de Transporte Virgen de Urkupiña, pero reconoció que  «estamos pasando un momento muy feo», considerando que es injusta la invasión en que incurre la primera, favorecida por el director de Transporte Municipal; Ángel Cabaña. 

«Cabaña se hizo en nuestra empresa (Ferrer Hnos), aprendió a trabajar con nosotros, conoció todo lo referido al transporte. Luego se fue a 13 de Junio, ahí estuvo mucho tiempo; y después tuvo la suerte que lo nombraran en el Municipio», declaró. «Lo mismo siguió trabajando y sigue trabajando para Urkupiña. Lo puedo afirmar porque el hermano me dijo que cualquier cosa que necesitara; subsidios o combustible; hablara con él, porque trabaja para ellos«.

Por ahora, la propietaria está abocada a una presentación en respuesta a la notificación que les hizo la Dirección de Transporte, en cuyo documento se leen las firmas de Cabaña y el director de Tránsito Municipal, Pedro Rojas. «Yo entiendo que si nosotros firmamos un contrato de adjudicación con la firma del intendente de turno, lo correcto es que el Ejecutivo nos notifique», resaltó.

Con los recortes en que debieron incurrir, de un total de 45 personas quedaron con un grupo muy reducido, «pero que empezó trabajando con nosotros». Actualmente, Ferrer no dispone del subsidio de combustible que expide Nación (desde hace dos años) como tampoco del fiscal.

«Todo esto es parte del descuido en que han incurrido hacia las empresas de la zona (…) yo siempre voy a hacer referencia a Ángel Cabaña. En su momento, nos mandó mal los códigos de las líneas urbanas e interurbanas que teníamos, de manera que nos rebotaban siempre, no nos daban los combustibles. Pero eso, nosotros no sabíamos que él los había mandado», denunció.

«(Cabaña) Viene buscando hace rato que entre la otra empresa. La prioridad que hay, el apuro que hay para que quede y que quede con todas las líneas con el recorrido que tiene que ser, ahora se aflige para Urkupiña, para allanarle el camino», cerró.