»Villa Saavedra (Foto: FM Alba)

Rolando Álvarez, jefe de Defensa Civil Tartagal, señaló que la mayor afectación que dejó la fuerte tormenta de ayer domingo fue la caída de postes de energía, teléfonos y alumbrado público. La particularidad de la mayoría es que sostenían cartelería política. También se registró la caída de árboles, pero no mayores daños.

El jefe de DF Tartagal detalló que cinco cuadrillas de la empresa EDESA SA trabajaba en noche y madrugada reparando los daños causados por el fuerte viento en la ciudad. “Muchos de los postes que cayeron no solo pertenecen a Edesa, pertenecen al alumbrado público de Tartagal, a Telecom y algunas otras empresas de servicios en la zona”, manifestó.

De allí que el principal inconveniente registrado fuesen cortes de luz. Álvarez agregó que el principal motivo por el que hubo tanto poste caído fue debido a que soportaban cartelería política. “Con la fuerza del viento y del agua (…) hizo como un efecto de vela, arrastrando a los postes con mayor facilidad (…) no está permitido colocar carteles en los postes”, recordó.

»Postes en Villa Saavedra y zona Centro (Foto: FM Alba)

“Personal municipal también estuvo trabajando (…) tuvimos árboles caídos, uno que cayó junto a una camioneta”, continuó. “Esto continúa hoy, dado que no se puede utilizar ciertas herramientas en la noche”, y reconoció que hacia las 8 horas bien podrían haber permanecido sectores sin servicios pero que en el transcurso del día se solucionarían todos.

A consecuencia del fuerte viento y lluvia, algunos postes llegaron a caer y asentarse en hogares de familia e incluso en medios de comunicación, también afectados con corte en el servicio de internet por caídas de cables.

“Hago un llamado a aquellos partidos que hayan colocado carteles en los postes, que lo retiren, porque si tenemos una nueva tormenta se caerán (…) no es una cuestión política, sino una cuestión de seguridad ciudadana”, finalizó.