»Escuela Lapacho II (Imagen: Educación Salta)

 

Alejandra Morales, esposa del ordenanza, denunció que su esposo ingirió comida contaminada con raticida y en consecuencia, el hombre se descompuso y debió ser tratado en el Hospital Zonal. “A nosotros nos avisó mi cuñado, que también es ordenanza en la Escuela (…) nadie hizo nada, nadie investigó”, manifestó esta mañana.

El hecho ocurrió en el mediodía del jueves pasado; 27 de junio; en la Escuela Lapacho II, establecimiento ubicado a la vera de Ruta 34, a pocos metros de barrio Roberto Romero. De acuerdo con el testimonio de Alejandra Morales, esposa de la víctima y presidente de Cooperadora Escolar, indirectamente señala a la directora del establecimiento, a quien ya acusaron en varias oportunidades de maltrato.

“Venimos pidiendo el cambio de directora desde 2017”, dijo Morales. Respecto al día del incidente, la mujer relató que “yo estaba sentada en mi casa y llegó mi cuñado, que me preguntó si mi esposo estaba bien (…) porque lo que había comido tenía veneno para ratas y a la media hora se le hinchó el estómago”. 

Ese día, en la Escuela el menú fue pollo con albóndigas y el único que se sirvió plato para almorzar fue el ordenanza en cuestión. “No sé si comió el solo o fue que le sirvieron (…) pudo ser un accidente (…) pero nadie investigó nada (…) la doctora que lo vió me dijo que no podía hacer informe porque seguro que fue un accidente”.

La mujer agregó que su esposo prefirió no radicar denuncia, ya que tampoco se les había expedido un certificado médico con el cual pudieran realizar una exposición, mínimamente. “Hace poco mi esposo hizo una manfiestación encadenado en la Escuela, para pedir que el Ministerio pague los salarios de escolaridad que se debían”, detalló Morales.

La protesta del hombre fue acompañada por miembros de la comunidad y en consecuencia, lograron que el Ministerio saldara un año de salarios adeudados; hecho por el cual tuvo un roce con la directora, Ana María Saracho.