»Mario Mimessi, diputado provincial del bloque UCR por San Martín 

 

El legislador provincial se refirió así a las prioridades que se evidencian desde la clase dirigente, cuando; a su juicio; las urgencias son otras, sobre todo en agua y energía. «Es una falta de respeto a la gente hablar de quien será vicepresidente o candidato de quien, cuando a la gente eso no le importa porque está preocupada por pagar las facturas».

El diputado, si bien reconoce que siempre se tienen en cuenta las cuestiones eleccionarias, manifestó que «me da cierta bronca como muchos ya están totalmente lanzados hacia el 2019 y están ocupando cargos», punto que no se puede justificar, a su juicio.

«Que empiece su campaña alguien que no tiene un cargo, se entiende. Pero cuando vos dejaste de ocupar con responsabilidad tu lugar ya pensando en la elección de año que viene, creo que estás descuidando y faltando al compromiso que has asumido con la gente (…) esto es una maratón (…) más de un caballo se va a acalambrar a mitad de camino». 

Siguiendo con esa línea de razonamiento, Mimessi enfatizó que «la carrera a la gente hoy no le interesa. La gente hoy quiere saber cómo se va a solucionar el problema de los servicios públicos, de las tarifas, de la desocupación, cómo vamos a hacer nosotros para generar desde el lugar que nos toca que el departamento San Martin sea competitivo, cómo le vamos a dar valor agregado a nuestra materia prima, etc, (…) comenzar a hablar de posibles fórmulas creo que es una falta de respeto hacia la gente».

Mimessi hizo recuerdo de la audiencia pública por el incremento a la tarifa de agua, aprobada por el Ente Regulador de Salta, aprobada en medio de polémicas por la calidad del servicio en toda la provincia. «Vos hablás con el Ente y es como estar hablando con la empresa», dijo hoy.

 

»Diputado Mario Mimessi junto a su par del bloque Héctor Chibán (Crédito foto: Iruya.com)

 

«En la reunión que tuvimos hace poco, el Ente nos dijo que nuestro pedido es inviable (…) porque las empresas no son sociedades de fomento (…) y si se aplica una tarifa diferenciada; de 10 pesos que reciben, se pasaría a 8 pesos; y esos 2 pesos que faltan para llegar a los 10, alguien los tiene que pagar (…) la única forma que ven para aplicar una tarifa diferenciada para el norte es que venga un subsidio provincial o de nación a cubrir la diferencia que les implica que en el norte se pague menos». 

«Llegaron a decir que cuando hay un corte de seis horas el vecino no paga el servicio (…) más vale, lo único que faltaría es que te hagan pagar por el corte de luz», compartió.

Con el agua, «ya me sé de memoria las obras y para lo que van a servir; alteo de Dique El Limoncito, acueducto Tartagal-Yacuy, pozo de captación en Aguaray y Pocitos que van a permitir descomprimir el acueducto del Itiyuro porque ya no van a necesitar de su abastecimiento, bla, bla, bla».

En lo que refiere a obras públicas, «que se hacen generalmente en años pre electorales, recurren a deudas con Estados Unidos por afuera del presupuesto», en referencia a iniciativas como Fondo de Reparación Histórica o Plan Bicentenario, y que «han dejado a la provincia con un panorama poco alentador y en rojo», porque «de 10 obras que anuncian, solamente completan 4».