»Rodrigo Guzmán (corbata rayada), ministro de Bolivia, en conferencia (Crédito imagen: ABI)

Los Tiempos Digital.- El ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, reveló ayer martes que el proyecto del gobierno de Evo Morales para exportar energía eléctrica a Argentina es «una mentira». Aseguró que para concluir el proyecto y realizar el tendido dentro del país y en Argentina se necesitan 10 millones de dólares, más los 25 millones de dólares aproximadamente que ya se destinaron.

«Hace un mes fuimos Buenos Aires (Argentina) para visitar la empresa encargada de llevar adelante el proyecto y descubrimos que todo era una mentira. El proyecto no está terminado«, expresó Guzmán.

Además aseguró que ni siquiera existe un convenio o contrato que estipule una exportación o venta de electricidad.

«Lo peor de todo es que no se tiene un contrato o convenio donde se establecen los volúmenes de exportación ni mucho menos los precios para los que se va a vender al país vecino«, indicó.

El proyecto comprende la construcción de 110 kilómetros de línea de transmisión eléctrica, desde Yaguacua (Bolivia) hasta Tartagal (Argentina), según la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE). Se preveía que dicha exportación inicie en septiembre.

»Vista aérea y nocturna de la Planta Termoeléctrica del Sur (Imagen: ABI)

Según informo el exministro de Energía, Rafael Alarcón, el pasado agosto, el proyecto tenía previsto generar ingresos por 30 millones de dólares al año por la venta de 80 a 120 megavatios (MW) en una primera etapa.

En ese sentido, dijo que se instruyó realizar una auditoría legal, financiera y técnica para evidenciar si el proyecto es realmente viable y de beneficio para el país.

Indicó que se desistirá de continuar con el proyecto, si las auditorías evidencian que no será rentable para Bolivia.

No obstante, señaló que, a pesar de esa mala experiencia, se iniciaron negociaciones con autoridades de Brasil, para encarar proyectos de exportación de energía eléctrica a ese mercado, ya que el país tiene excedentes de 1.600 megavatios, actualmente.