»Gualberto Solano, el 25 de enero de 2018, en el inicio del descenso al jagüel. El pedido se concretaba a dos años y medio de solicitado por primera vez (Crédito foto: diario Rio Negro)

 

Los restos de Gualberto Solano; padre del desaparecido Daniel Solano; son velados en la comunidad guaraní de Tartagal. Solano falleció este martes por la madrugada en Salta, mientras que en General Roca prosigue el juicio contra los siete policías implicados en la desaparición de su hijo. Hondo pesar por la pérdida del hombre en Choele Choel.

Gualberto Solano será sepultado este miércoles por la tarde en el cementerio Parque De la Paz. Por seis años alternó entre Choele Choel (Rio Negro) y Tartagal (Salta) en búsqueda de su desaparecido hijo.

Los medios rionegrinos dedicaron páginas y especiales a la tranquila figura del hombre que reclamaba en silencio por la aparición de Daniel. «Nunca gritó, insultó ni pidió venganza», se destacó en las editoriales de algunas publicaciones.

Mientras se plantea la situación de la querella ahora sin Gualberto Solano en el juicio que se sigue por la desaparición de su único hijo, el diario Rio Negro homenajeó la lucha del tranquilo padre en 13 momentos destacables a lo largo de seis años de búsqueda y manifestaciones:

 

»Familia Solano en huelga de hambre, año 2013 (Crédito foto: diario Rio Negro)

 

Año 2011.– 5 de Diciembre. La jueza Marisa Bosco recibió a los familiares a un mes de la desaparición. También habló con cuatro personas que dieron su testimonio, con reserva de su identidad, aunque se supo que tres jóvenes abandonaron la zona cuando comenzó la búsqueda.

A pesar de esos indicios, la magistrado salió a la vereda a hablar con los compañeros de Solano y les dijo: “les pido la mayor información posible, no tengan miedo, existe la posibilidad de reservar la identidad de quienes lo hagan. Está la justicia interviniendo en el caso y no se va a cubrir a nadie que pueda estar involucrado o tenga que ver en este episodio”. 

Diciembre. Las altas temperaturas del mediodía y la tensión hicieron que el padre del joven se descompensara. Un oficial policial en su vehículo particular lo llevó hasta el hospital. La marcha siguió hasta las puertas del juzgado penal 30. Sucedió a los 45 días de la desaparición de Daniel Solano.

Año 2012.– Mayo. Gualberto Solano se encadena a un poste ubicado en la vereda del edificio donde funcionan la fiscalía y el juzgado penal de Choele Choel, cuando se cumplían seis meses de la desaparición. En tanto el abogado que acompaña la familia, Sergio Heredia, ya indicó que están presentadas todas las pruebas necesarias para que se produzcan detenciones.

– Escuchan su reclamo, entre otros, el secretario de Seguridad, César Chao Monzón; el Jefe de Policía, Jorge Octavio Uribe y la defensora del Pueblo, Nadina Diaz. Díaz se había comprometido, a través de un comunicado, que seguiría “paso a paso todos los avances que se vayan produciendo en la causa” y que no abandonaría el acompañamiento a la familia del joven desaparecido “hasta que se sepa la verdad sobre qué fue lo que le sucedió a Daniel”.

– Internado a 12 días de huelga. Había sufrido un cuadro de hipotermia. “Don Solano estaba frío, como están frías las instituciones de esta provincia”, indicó el abogado Heredia, quien le recomendó al hombre aceptar la atención médica.

 

»Daniel Solano (Foto: gentileza Chelo Candia)

 

Julio. Entrevista de Santo Biasatti en su programa de la señal TN. A Solano le habían entregado las cosas de su hijo para que volviera a Salta, pero él no lo hizo “porque era raro que mi hijo hubiera dejado el documento y la ropa en la gamela…”, sostuvo.

Septiembre. Todos los días la figura encorvada del hombre recorría cansinamente la ciudad de Choele Choel, cuando se cumplían 10 meses de búsqueda. Muchos lo vieron entrar en silencio a la iglesia del centro a rezar para que Dios le responda la pregunta que se repetía una y otra vez.

Año 2013.- Gualberto perdió 7 kilos y evaluaba dejar de ingerir líquidos. Para el 16 de julio de ese año, el grupo no comía desde hacía 15 días, a la espera de respuestas del gobierno y la Justicia.

Diciembre. El reclamo para acelerar las medidas probatorias “fue una de las primeras quejas que le hicimos al gobernador Weretilneck”, decía el abogado Heredia, tras la entrevista que mantuvieron desde la querella, exigiendo excavaciones en comisaría.

Año 2015.– Huelga de hambre seca frente al Juzgado 30 de Choele Choel. ambién se manifestó dentro del edifico, pero cerraron las puertas y quedaba incomunicado. Más tarde logró salir.

Año 2017.– Denuncia amenazas recibidas via celular. Lo quisieron intimidar para que no volviera al Valle Medio. El hombre había vuelto a radicarse en Tartagal, Salta. “No vuelvas. Te vamos a hacer boleta”, fueron algunas de las frases que le llegaron al celular.

Año 2018.- Hacía años que Gualberto había decidido dejar todo, su trabajo, sus afectos, su vida, en Tartagal e instalarse en la lejana Patagonia hallar a su único hijo varón.

El brillo en los ojos le brotaba cuando hablaba de sus cuatro nietas y de sus hijas que lo llamaban cada tarde, cuando volvía a Choele Choel desde el jagüel y conseguía captar señal de celular.

 

»Los siete policías implicados en la desaparición de Daniel Solano (Crédito foto: diario Rio Negro)

 

Febrero. «Quiero encontrar el cuerpo de mi hijo y llevármelo». Inicia el juicio. El encuentro de las partes estuvo marcado por la sensibilidad ante la figura del padre de Daniel. Por primera vez se encontraba cara a cara con todos los acusados de golpear y matar a su hijo.

Marzo. Hace casi un mes, el 6 de marzo, Gualberto Solano se sentó frente a los jueces María Evelina García, Oscar Gatti y Gastón Martín, en el marco del juicio.

Les relató el dolor que sentía por no poder encontrar a su hijo y las penurias que vivió durante todo este tiempo, en el que incluso quisieron engañarlo con pistas falsas sobre el paradero de Daniel.

Después ya no pudo ingresar más a las audiencias. Durante horas se lo veía sentado en el pasillo del subsuelo de los Tribunales de Roca. El dolor lo carcomía por dentro.