»Imagen: gentileza Luis Torina

Entre cinco a seis cooperativas de desocupados se congregaron esta mañana ante la Municipalidad en rechazo a la distribución de obra pública. En concreto, los referentes refieren a la construcción de núcleos húmedos. Al ser trabajos modestos, la preocupación de las cooperativas es que son pocos, con el agregado que económicamente no les rinde.

Diferentes grupos de desocupados llegaron en manifestación esta mañana; tanto agrupaciones enteramente masculinas como femeninas. En materia de obra pública, todos pujan por hacerse de núcleos húmedos y en materia de contención, los trabajos de «macheteada» (desmalezado en zonas urbanas).

En conjunto, más de 100 personas se congregaron en calle San Martín frente a Rentas y el portón de acceso sobre calle Belgrano. Dado el tenor de la protesta, personal de Policía de Salta, Infantería y Bicipolicías se colocaron para resguardar de disturbios.

»Situación en calle Belgrano (Imagen: gentileza Luis Torina)

«Nos patean para lo último», dijo un referente, «nos dieron la construcción de un solo núcleo húmedo (baños) y hace meses». Este tipo de trabajo normalmente les lleva un mes, con un presupuesto de 180 mil pesos. «No siempre te alcanza, apenas si pagás a la gente y las cuentas».

Otro vocero denunció que el municipio; comprometido a rotar los trabajos para abarcar la totalidad de las cooperativas; recibió en reunión a aquellos grupos que no hace mucho finalizaron con los suyos e ingresaron a negociar nuevos, cuando hay otros que esperan desde hace seis meses.

Coordinadores y funcionarios recibieron por tandas a los manifestantes, y a medida que llegaban a un acuerdo (del cual muy poco quisieron hablar después) se iban retirando.

»Imagen: Félix Medina