»Reynaldo Durán, encadenado ante la Municipalidad (Imagen: Luis Torina)

Reynaldo Durán, cacique de la comunidad Zanja Honda, se encadenó esta mañana en el acceso a Rentas Municipal en señal de queja por la demora en la reactivación de la obra pública en su comunidad. Exigía ser recibido por el intendente Mimessi mientras dijo no sentirse representado por el IPPIS, organismo a partir del cual se adjudicaban los trabajos que ejecutaban.

Durán declaró que gestionaron proyectos a nivel nacional y provincial en materia de obra pública, pero reprochan que se los haya dejado fuera de los fondos que envió Nación para esos mismos fines.

La municipalidad informó que en Zanja Honda se están construyendo cinco baños, proyecto que registra entre un 45 y 50 por ciento de avance, actualmente parado debido a que el cacique exige que se le paguen los montos adeudados para continuarlo; presupuesto que obtenía mediante el IPPIS y que por ahora no se han liberado.

Luis Leguizamón, coordinador municipal, explicó que se están gestionando esos fondos que reclama Durán, señalando que el dirigente «exige trabajo ya (…) hablamos del año pasado, de una obra a medio terminar. Recorrimos con Obras Públicas para hacer un presupuesto y solicitar los fondos nuevamente a Provincia; si es que se están debiendo; para que se los vuelvan a enviar».

El principal incoveniente es que la gestión para esa obra tenía como intermediario al IPPIS, y ahora es la comuna la que se encarga; a petición de Durán. «Si hubiera sido por el Municipio estaría asentado y sería más fácil», continuó Leguizamón.

Resaltó el coordinador que se le ha brindado ayuda tanto en plano económico como en mercadería, pero la principal exigencia de la comunidad originaria es retomar la obra pública. «Ya venimos gestionando con el IPV (…) pero queremos que todo pase por el Municipio, para no quedarnos sin trabajo», concluyó Durán.