»Foto: Raúl Cortez

 

Los residentes del barrio de zona este se encuentran en alerta ante la difundida intención del Hospital Juan Domingo Perón, de cerrar el Centro de Salud. Esto, debido a los numerosos robos del que siempre es objeto y que han aumentado en el último tiempo. Hoy se llevaría a cabo una reunión de vecinos con el fin de evitar que se lleven la salita.

De la reunión que finalmente se concretó en el mismo Centro de Salud, se desprendió que no cerrará, sino que se realizarán trabajos de refacción y mientras tanto, la atención a los pacientes se trasladará al CIC Sur. 

 

»Más de 50 personas se acercaron a la reunión que se convocó ayer, tras difundirse un posible cierre del Centro de Salud (Foto: Raúl Cortez)

 

Más de 50 personas participaron de la asamblea realizada esta mañana. Los residentes de Nueva Esperanza no son ajenos a los reiterados robos y actos de vandalismo que ocurrieron, pero la posibilidad de quedarse sin la salita los llevó también a colocar fondos en un pozo común para pagar un adicional de Policía.

«Es la única salita que hay en la zona sur (…) el hospital nos queda lejos y ni digamos de madrugada (…) de acá llevamos leche para los bebés, medicamentos, hay servicios para los adultos mayores, ¿cómo no nos vamos a preocupar?», dijo una de las vecinas que se convocó.