»Imagen ilustrativa

 

La denuncia partió desde barrios de la zona oeste alta, una de las más afectadas por la falta de agua, potenciada además por la ola de calor. Desde la Municipalidad se aclaró que las denuncias han sido recibidas y aclararon que en ningún caso, sea por Aguas del Norte o la comuna, el agua se vende. Se instó a brindar más información sobre los responsables del ilícito.

Alertados por denuncias, la Secretaría de Servicios Públicos aclaró que el reparto de agua no tiene ningún costo para los usuarios. En el caso de Aguas del Norte, explicó Miguel Parra; titular del área; la empresa provee del líquido a residentes unidos a la red y tampoco cobra por el reparto.

Sí es una práctica el contrato de particulares para poder abastecer en tiempo y forma en Tartagal y el departamento, sea que lo realice la Municipalidad o la prestataria.

Parra agregó que la comuna provee de agua a los residentes que no están unidos a la red, sea en la periferia de la ciudad como a las comunidades y parajes del éjido. Dado que por la ola de calor el consumo se incrementó y con esto se nota todavía más el deficit, la Municipalidad contrató a dos particulares para llevar agua.

A raíz del alerta brindado por los vecinos esta semana, la única descripción que se tiene de quien incurrió en venta se reduce a que «es un gordo», pero no más datos.