»Imagen archivo FM Alba

Agencia NA.- Los locales de cobro de servicios fueron dispuestos por el Banco Central de la República Argentina para el cobro de facturas de impuestos y servicios «en forma paulatina y progresiva y bajo un estricto protocolo de salubridad» bajo un cronograma de atención previsto según la terminación del DNI. Hoy lunes 20 comienza con los finalizados en 0 y 1.

El Banco Central de la República Argentina informó que se habilitó a las empresas de pagos extrabancarias a que puedan abrir las sucursales para el cobro de facturas de impuestos y servicios «en forma paulatina y progresiva y bajo un estricto protocolo de salubridad».

La Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios; CAECEIS; que nuclea a las cadenas Cobro Express, Multipago, Pago Fácil, Rapipago y otras, planteó que las empresas brinden atención por terminación de DNI y se ofrecerá prioridad a los grupos de riesgo, es decir, personas mayores de 65 años y que tengan algún problema de salud.

Siempre con el objetivo de evitar aglomeraciones en los locales, el cronograma de atención previsto según los días de la semana es el siguiente:
– Lunes: documentos terminados en 0 y 1
– Martes: documentos terminados en 2 y 3
– Miércoles: documentos terminados en 4 y 5
– Jueves: documentos terminados en 6 y 7
– Viernes: documentos terminados en 8 y 9

Los usuarios deberán concurrir con su DNI para poder ser atendidos en fecha. Por el acuerdo con CAECEIS se adelantó que habrá un límite de facturas aceptadas: cada cliente podrá abonar un máximo de ocho servicios o impuestos. Para adultos mayores y las personas pertenecientes a grupos de riesgo; en la medida de la disponibilidad de cada sucursal; se habilitarán horarios especiales para ellos.

Las empresas del sector se comprometieron a asignar personal de seguridad o personal propio para ordenar las filas de clientes y mantener la distancia recomendada de 1.5 metros; que en el caso de Salta Capital estaba a cargo de Policía de la Provincia. Además, dentro de los locales de cobro no habrá más de una persona por cada 4 metros cuadrados de superficie destinada a la atención.