»Lic. Elizabeth Paz Burgos (Foto: FM Alba)

 

La secretaria adjunta del gremio ADIUNSa, Lic. Elizabeth Paz Burgos, enfatizó que el problema de fondo es la posición del gobierno nacional en cuanto a llegar a un acuerdo con la Federación de Conadu Histórica y los gremios que nuclea. Tampoco se está enviando la partida presupuestaria que corresponde y solo se limitan a ofrecer 18% de aumento. «Un docente que inicia como JTP percibe 8.500 pesos», lamentó la docente.

La profesora recordó que mañana miércoles habrá una asamblea en Salta Capital en relación al paro planteado y la medida de fuerza determinada, que afectaría  a las mesas de exámenes de julio. 

«La paritaria docente universitaria terminó en febrero y desde entonces estamos sin paritaria y sin posibilidad de llegar a un acuerdo (…) el gobierno nacional también afecta todo el dinero que está destinado a la Universidad, que no se viene pagando a pesar de estar pactado en la paritaria de 2016″, dijo la secretaria adjunta.

«La decisión más fuerte no es no tomar los exámenes, sino el no inicio de clases, que afecta al alumnado (…) sería un error creer que queremos perjudicar a los estudiantes, hemos trabajado en conjunto con ellos y lo venimos haciendo durante el año», explicó.

La última asamblea reunió a 50 de 100 docentes afiliados. «Un docente que inicia como JTP (jefe de trabajos prácticos) con cargo testigo; sin antigüedad; percibe 8.500 pesos, debajo de la jerarquía salarial, cuando lo ideal es que se reciba 9.500″, detalló, «además, los profesores de carga horaria exclusiva tienen enormes descuentos por el Impuesto a las Ganancias», agregó.