»Padre Mateo Krupsky (Imagen: Marcelo Machaique)

La Parroquia «La Purísima» informó que la misa se celebra con un cupo no mayor a 35 personas; los casamientos bajo condiciones del protocolo sanitario; y los bautismos el segundo y cuarto sábado de cada mes, con un número máximo de cuatro niños. Sobre el catecismo y confirmación, se continuará trabajando bajo las mismas modalidades hasta que desde Nación se definan nuevas medidas, para recién establecer fechas de celebración para dichos sacramentos.

El padre Mateo Krupsky, de Parroquia La Purísima, recordó que la Misa se celebra a las 19 horas; modalidad que adoptaron en pandemia y que mantendrán debido a que los siguen a través de redes sociales desde distintas partes del mundo; pero ahora con un cupo máximo de 35 personas. «Cuando ese cupo se completa cerramos las puertas», aclaró, «así no contradecimos las ordenanzas vigentes».

Sobre la celebración de matrimonios, destacó que se retomaron con las últimas disposiciones (además que ya se retomaron en el Registro Civil) pero siempre bajo las normas que establece el protocolo sanitario.

En cuanto al Bautismo, el padre Krupsky enfatizó que redujeron los ritmos. «Solo los haremos el segundo y cuarto sábado de cada mes, con un máximo de cuatro chicos por cada uno. Tengamos en cuenta que además de sus padres y padrinos suele acompañar la familia», remarcando que en la Parroquia no ingresan más de 45 personas.

«El horario del sacramento es el medio día, a puerta cerrada. La charla pre bautismal se realiza el jueves y viernes, de 20 a 21 horas», y agregó que en el caso de General Mosconi y Salvador Mazza, todavía se estaba en etapa de organización, pero ya se habían realizado algunos.

Catecismo y Confirmación
Una de las grandes consultas se relacionan con los sacramentos que generalmente se toman en la adolescencia. El cura párroco informó que la pasada semana se llevó a cabo una reunión del Decanato Virgen de la Peña; que abarca desde Salvador Mazza hasta General Mosconi; con los vicarios de la Diócesis de Orán y monseñor Luis Scozzina.

«Coincidimos en que este año no hubo una catequesis regular (…) hubo que mezclar lo tradicional con lo virtual (…) la formación de los jóvenes no fue lo que se esperaba de una vida eclesial, se debe recuperar», manifestó.

De esta manera, se acordó en primer momento que se continuará con la modalidad que se viene impartiendo por pandemia, hasta fin de año, y en los primeros meses de 2021 se concretarán fechas para la realización de los sacramentos; lo que se completará con una serie de encuentros. Todo el calendario que se disponga estará sujeto a las disposiciones de Nación, Provincia y Municipio.