»Pedro Albis (Crédito foto: diario El Tribuno)

 

El profesor Pedro Albis se encuentra nuevamente en Salta Capital, para controles rutinarios en el Hospital del Milagro, que incluyen recuento de plaquetas. También se reunió con el Dr. José Esteban, gerente del hospital. “Yo ingreso con dengue hemorrágico, estuve a punto de morir, tuve el valor más bajo que se registró”, declaró. “Tuve positivo no solo para dengue, sino también para zika”. 

Albis permanece con alta transitorio y de allí que continúen los controles sobre su estado de salud. Hace 15 días fue trasladado en vuelo sanitario desde Tartagal hasta Salta Capital. “Se rumoraba que no pasaba la noche”, reconoció.

El caso del profesor; cuya internación se completó en parte aislado; tiene varios rasgos llamativos, además de haber sobrellevado conciente con el más bajo nivel de plaquetas registrados. “Las defensas las tenía tan bajas que una mutación de virus me afectó y eso fue lo que estuvo a punto de matarme”. 

El Dr. José Esteban, por otro lado, en un informe del canal 11 de Salta señalaba que esa enfermedad era “purpura trombo trombocitopénica idiopática”, resaltando que puede estar relacionada o no al virus. “Se el hicieron 26 transfusiones de plaquetas porque no levantaba sus valores”, manifestaba.

Como tema final, el médico aseguró que el profesor no tiene diagnóstico, de manera que sus estudios fueron enviados a Pergamino para contar con un diagnóstico de certeza; también que en el Elisa y el PCR dio negativo en los previos completados por el Hospital.

Sobre el resultado del IMAC; Instituto Médico de Alta Complejidad; fue contundente. “Nunca, nunca la gente del IMAC vino a tomarme muestras de sangre al Hospital (…) las muestras me las tomó el equipo de Bacteriología del Hospital”, retrucó Albis.

“El Dr. Esteban me comentó que ese estudio se lo manda y pide el IMAC porque justamente era el Instituto Médico de Alta Complejidad”. 

“Me informa verbal que el resultado dio positivo (el Dr. Esteban), agregó, y que a partir de allí se enviaría otra prueba a Pergamino en Buenos Aires. “Jamás dije que la gente del IMAC me fue a sacar sangre”, y lamentó que por su caso se preocupen “por tapar cosas”, y que pretendan “hacerme parecer el malo de la película”. 

“En la mañana era el héroe y a la tarde era el antihéroe”, continuó, incluso llegando a ser acusado de ejercer como puntero. Una extensa nota periodística al profesor Albis en el principal diario de Salta se publicaba el mismo día en que el ministro de Salud, Roque Mascarello, se presentaba a la cita de la Cámara de Senadores sobre el dengue. 

“Tenés que dejar el cargo si no estás a la altura de la circunstancias o ponerte a trabajar”, resaltó. Muy posiblemente el próximo martes reciba el alta definitiva, cuya última palabra corresponde a la hematóloga que atiende a su caso.