»Sub Comisario Diego Villafañe, jefe de Comisaría 41 (Crédito imagen: Tauro Producciones)

 

Policías de la Comisaría 41 de General Mosconi detuvieron al conductor de un auto Fiat color gris en la madrugada del sábado 6, luego de divisar que se desplazaba peligrosamente por la Avenida Casiano Casas. El conductor ignoró los llamados de atención del móvil policial y huyó, pero fue detenido en el camino al Basural Municipal.

El detalle del informe policial que se presentó este lunes arrojó dos personas detenidas; una por resistencia y agresión a la autoridad. Ambos detenidos iban a bordo de un auto color gris, marca Fiat, que se movía a alta velocidad sobre la Avenida Casiano Casas cuando fue avistado por un móvil policial.

El conductor no cedió e ignoró las advertencias de los efectivos e incluso intentó perderlos ingresando a barrios de la localidad. Finalmente fue alcanzado en el sendero que lleva al Basural Municipal; luego de haber embestido postes y árboles; dado el estado del camino.

El acompañante se entregó sin resistencia, no así el conductor, que además agredió a golpes al Subcrio. Diego Villafañe; jefe de la Comisaría 41. El sujeto permaneció detenido por espacio de seis horas, tras lo cual fue liberado y quedó a disposición de la Fiscalía de turno.

 

»Estado en que quedó la camioneta Ford F100 tras impactar contra el frente de un local comercial (Foto: prensa PS)

 

Tartagal: conductor pierde el control del vehículo y se incrusta contra una pared
El conductor de una camioneta Ford F100 color azul perdió el control del vehículo; aparentemente por problemas mecánicos; lo que desembocó en que impactara  contra el frente de un local comercial ubicado sobre Avenida Packham; en zona sur, en el acceso a la ciudad. Sucedió casi a media mañana del domingo 7.

El vehículo transitaba por Avenida Packham, en dirección norte-sur, y el hecho ocurrió a altura del pasaje Soldado Maldonado (Villa Saavedra). El conductor fue diagnosticado con «traumatismo encéfalo craneal», con heridas cortantes en frente y nariz a raíz del impacto, quedando fuera de peligro pero con un tiempo estimado de curación por cuatro días.