»Imagen ilustrativa

La Fundación Narices Chatas y la Dirección de la Diversidad y la Mujer abrirán el primer comedor para el colectivo LGTBIQ en Tartagal. El comedor se ubicará en Villa Saavedra, informó Tatiana Espinosa, coordinadora.

La comunidad LGTBIQ contará desde la semana próxima con su propio comedor; con la apertura del primero en Villa Saavedra de acuerdo con las declaraciones de la coordinadora Tatiana Espinosa. La iniciativa se desarrolla en conjunto con la Fundación Narices Chatas, en 101 Departamentos.

«Los comedores serán para la comunidad LGTB de Tartagal y General Mosconi (…) actualmente tenemos un listado de 35 personas trans ya incluidas desde la Dirección de la Diversidad y la Mujer del Municipio que vienen recibiendo módulos alimentarios y que se incluirán en la asistencia y viandas para los comedores«, informó Espinosa.

»Tatiana Espinosa

El proyecto ya tiene algunos años en desarrollo. «El 80 por ciento de las personas trans está destinada a trabajar en la calle (…) no es un laburo, es una humillación sistemática», afirmó.

La inclusión de la comunidad de General Mosconi para la asistencia en Tartagal se debe a que «no está trabajando con políticas inclusivas y queremos aleccionar (…) tienen que abrir una mesa de género ó una oficina que se ocupe de las problemáticas exclusivamente de la comunidad trans o LGTB».

Además del comedor, en la agenda futura se tiene contemplado implementar la Ley de Cupo Laboral Trans, que por la cuestión de pandemia global quedó trunco.