»Imagen ilustrativa

 

El diputado nacional Javier David presentó un proyecto de ley para homologar los precios del combustible liquido en todo el país. David fundamentó su pedido en que el interior del país paga un elevador valor por el combustible, producto de una «asimetría regional», muchas veces determinada por las empresas, que «estipulan mayores precios en aquellos lugares donde existe menor cantidad de expendedores». 

El proyecto consta de siete artículos, siendo los centrales los artículos 2º, 3º y 4º. El artículo 2 establece que Nación «deberá garantizar que los consumidores de combustibles líquidos de todo el país abonen como final un mismo precio homogéneo de comercialización para cada tipo de estos que sea vendido al público por parte de los expendedores habilitados en todas las jurisdicciones del país».

 

»Diputado Nacional Javier David (Foto: prensa Cámara de Diputados de la Nación)

 

Esto, considerando siempre un mercado de competencia con los precios de cada empresa petrolera. «El precio final igual y homogéneo considerará el total de los costos, aunque estos incluyan componentes y/o valores distintos en razón de las zonas geográficas o la distancia». La sola excepción serán los impuestos locales de cada jurisdicción, que «se agregarán al precio estipulado en la presente». 

En el artículo 3º se determina que Nación «podrá acordar con las empresas mecanismos compensatorios y/o distribuir y reducir la carga tributaria en las distintas jurisdicciones de tal forma que los consumidores accedan a igual precio por cada tipo de combustible y por cada empresa comercializadora en cualquier lugar del país».

Por último, el artículo 4º se dispone que las empresas «que incumplieren con  las disposiciones de esta ley serán pasibles de una multa de hasta un millón de pesos diarios» por parte del Ministerio de Energía.